El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, vetó la tarde del día sábado las propuestas que fueron presentadas por Francia y Rusia para establecer un alto al fuego en las zonas conflictivas de #Siria. La ciudad de Alepo, continúa siendo el punto de ataque de la alianza Rusa – Siria, contra los considerados “rebeldes”. Desde Washington, el gobierno de Estados Unidos repudia la destrucción de los centros de ayuda humanitaria.

Rusia aprovechó su condición de derecho a veto y su posición dentro del Consejo de las Naciones Unidas, para impedir que se ejecute una proposición que fue presentada por Francia y España. La propuesta de ambas naciones tenía como objetivo  llevar alivio a las zonas castigadas por la #Guerra y  permitir el ingreso urgente de la ayuda humanitaria a la región de #Alepo.

Anuncios
Anuncios

La resolución que fue firmada por la alianza franco - española solicitaba el “cese inmediato de todas las hostilidades”, junto con el fin de los bombardeos en las áreas pobladas y brindar garantías para el acceso de la ayuda humanitaria a los lugares derruidos por los ataques aéreos.

En una votación cerrada, esta resolución fue favorecida por 11 miembros del consejo; en tanto que China y Angola se inclinaron por la abstención, Rusia y Venezuela votaron en contra. A pesar de haber contado con una gran mayoría el planteo humanitario de Francia no triunfó por que no contó con el amparo de dos naciones que cuentan con el derecho al veto (Rusia y China) y de esta forma se aleja cada vez más la intención de imponer un alto al fuego en la región caliente de Siria.

Para que un proyecto salga triunfante en el Consejo de Seguridad de la ONU, debe resultar favorecida con el voto afirmativo de nueve miembros y de ninguno que cuente con ese derecho al veto.

Anuncios

Pero esa no fue la única propuesta que no prosperó. Rusia también presentó su plan de cese al fuego, que solamente contó con el aval de cuatro miembros  y nueve en contra. El planteo ruso incluyó la exigencia de que los países involucrados en el conflicto no apoyen a los grupos extremistas como el Estado Islámico (EI).

La ciudad de Alepo es considerada la segunda ciudad más importante de Siria. La destrucción en su estructura edilicia es casi total, los ataques aéreos recaen con dureza sobre centros humanitarios, como hospitales,  considerados por el ejercito ruso y sirio como bastiones de los rebeldes que intentan derrocar al régimen sirio de presidente Bashar Asad.

Una de las estimaciones  de la ONU, que resuena con dureza, es que durante los últimos días y como consecuencia de los devastadores ataques aéreos se registraron  376 personas civiles fallecidas y que el número de heridos llegan a 1266 personas. Además el organismo advirtió sobre las consecuencias negativas que dejaría sobre lo que queda de la ciudad si continuase esta embestida brutal.

Anuncios

Se acrecienta los entrecruces entre Rusia y Estados Unidos

El secretario de Estado norteamericano John Kerry, afirmó  el pasado viernes, desde Washington,sobre la necesidad de realizar una "investigación de los crímenes de guerra" cometidos por Rusia y por el régimen sirio en Alepo. Para el representante del gobierno de Barack Obama se está realizando una "estrategia para aterrorizar a los civiles. Destacó los ataques perpetrados sobre hospitales y puestos sanitarios. 

Esta afirmación se suma al desencuentro entre ambas naciones para buscar un acuerdo y dictaminar el cese armisticio; ese pacto se rompió el pasado 3 , dando lugar a la no iniciación de una coalición entre los dos países para luchar contra los escuadrones de Ejercito Islámico.