En las recientes horas, una foto se volvió viral en las redes sociales y la causa es que en ella se muestra a Diego Armando Maradona cazando un animal en peligro de extinción.

En el mundo actual, donde la gente en su mayoría es consciente, y la opinión popular acompaña, la caza de animales en un deporte ilegal en muchos países y por demás repudiado por las personas comunes y aún más por las ONG y organizaciones que se encargan de la protección de estos animales. La gente de clase muy alta, tiene la posibilidad de ir de tour por zonas de caza furtiva que son vacíos legales en ciertos países como los de África. En estos tours en general los visitantes están acompañados de cazadores lugareños profesionales.

Como ocurrió en el infame caso de Victoria Vanucci y Matías Garfunkel, donde se conoció la noticia mediante fotos de ellos mostrando armas de asalto y también cadáveres de leones y otros animales, el repudio popular alzó su voz y hoy nuevamente ese grito popular condena el protagonista de la fotografía del momento, el polémico Maradona.

En la foto, se puede ver Maradona sosteniendo un rifle con mira láser, y el cadáver de un Oryx árabe. Este raro animal que se encuentra en peligro de extinción desde el año 1980, es típico de las zonas desérticas, y su pelaje es blanco. El Oryx árabe puede alcanzar un gran tamaño y sus cuernos son muy afilados de adulto por lo que son bastante peligrosos si son agredidos, pero en el caso de Maradona, se presume que ejecutó atacando a una cría indefensa.

La foto no tardó en viralizarse, acompañado con el repudio popular. #Diego Maradona constantemente es blanco de opiniones negativas, principalmente por su abuso de drogas, por sus problemas de pareja que se vuelven mediáticos, el reconocimiento de sus hijos, y por la violencia que ejerce contra sus ex parejas. Pero esto hasta el momento no afectó la gran opinión popular que conserva gracias a sus días de gloria como futbolista.

Pero de ser cierta la foto que lo muestra cazando animales en peligro de extinción, la opinión podría volcarse de forma definitiva en contra del ex-jugador condenando y afectando su vida terminantemente.