Cada día la presidenta Cristina Fernandez viuda de Kirchner nos sorprende con sus ideas y locuras como el presidente Nicolás Maduro, esta vez con el posible cambio de la capital. Quiere que se piense en la posibilidad de trasladar la capital a la ciudad de Santiago del Estero retomando una idea propuesta por el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez .

La Presidenta en su delirio dice: "Es una idea que tenemos que discutir y pensar entre todos los argentinos". Veamos, ¿cómo se va a cambiar una capital, que por historia le pertenece el nombre que se ha elegido, en este caso: Buenos Aires?

Se nota que la Presidenta no está en sus cabales y es una buena discípula de las ideas de Venezuela.

Anuncios
Anuncios

De a poco va insertando cosas y los ciudadanos no les queda otra más que aceptar

La Presidenta se ha referido a la oposición, la cual desea hacer una encuesta a toda la población #Argentina. Sin embargo, Cristina ha pedido que no le traigan respuesta en las que un 80% o 90% de los argentinos estén en contra. En otras palabras, las encuestas no tendrían valor porque igualmente ella haría lo que le parece. La frase del día de la Presidenta fue: "Si fuera por las encuestas no se hubiera hecho absolutamente nada. Es más, creo que si San Martín hubiera encuestado si cruzaba la cordillera le daba negativo". Esta frase no tiene sentido alguno.

Y para echar más, ha remarcado: "Los líderes naturales del país nunca toman decisiones en base a las encuestas sino en base a las necesidades estratégicas de un país".

Cristina Fernández viuda de Kirchner es una mandataria con poca cordura y poca inteligencia.

Anuncios

¿Quién le habrá metido esas ideas de cambiar una capital? ¿Hay alguien del gobierno que le hace pensar de otra manera?¿Consulta acaso con el gobierno venezolano sobre las decisiones de nuestro país Argentina? La verdad, no se puede entender las maniobras que realiza la Presidenta de los argentinos que tan cansados están de la manipulación y el querer lavar la cabeza de todo una nación. Habrá que esperar a ver como se suceden las cosas.