Hace poco leía en un artículo las palabras de un escritor que hacía uso de dos argumentos respecto a lo que significó la transición que me recuerdan mucho a aquellos que durante los últimos años, de hecho desde hace ya muchos años, se repiten cada vez que alguien saca el tema de la transición y el franquismo.

La primera de ellas es que era necesaria la amnistía por razones prácticas, no se puede llevar a medio país al banquillo de los acusados y que la amnistía fue lo más sensato, posiblemente no había otra solución. Es curioso que se use este argumento cuando en realidad nunca nadie ha pedido que se lleve a medio país a ningún banquillo.

Anuncios
Anuncios

Las personas a las que se le piden explicaciones son muy determinadas y en ningún caso estamos hablando de millones de personas, sino más bien de, como mucho, algunos cientos, puede que ni siquiera cien y dado los años que han pasado puede que ni siquiera diez.

Yo soy muy llevar el argumento a un caso similar y comprobar qué tal funciona. En este caso nos iremos a otro régimen que también cometió crímenes muy graves, la Alemania de los años treinta y cuarenta. Según este argumento los Juicios de Nuremberg no tendrían que haber tenido lugar. Alguien tendría que haberle explicado a los dirigentes de los países que promovieron estos juicios que no se puede juzgar los crímenes nazis contra los judíos alemanes porque no se puede llevar a la mitad de Alemania a un banquillo. Pero claro, los juzgadores fueron muy listos y llevaron solo a la cúpula, lo mismo que pretendían los españoles que no querían la amnistía pero que les obligaron a tragar con ella.

Anuncios

El otro argumento es la muy repetida canción de que llevamos cuarenta años de democracia, es un decir, mientras que antes apenas si habíamos tenido trienios. Es decir, que por muy mala que sea la situación como antes era mucho peor ahora tenemos que tragar porque "podría ser peor". Aún sabiendo que el argumento en sí es algo radical y que no es del todo justo con las víctimas de estos delitos. ¿Alguien aceptaría que un maltratador se justificase diciendo "Bueno, antes como mucho pasaba tres días sin pegarla y ahora llevo más de un mes sin levantarle la mano. Debería darse por satisfecha"?

Del mismo modo que una mujer tiene derecho a librarse de un maltratador, una nación tiene derecho a librarse de los acólitos de la dictadura disfrazados de demócratas.