En su conferencia matutina el Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, aseguró que no existe ningún plan por parte del Gobierno para realizar modificaciones a la actual política migratoria. Al ser cuestionado por una posible reforma, tal como pidió en los últimos días el Secretario de Seguridad, Sergio Berni, Capitanich respondió simplemente "No".

El pedido de Berni fue contar con "herramientas ágiles a la Justicia para que cuando detengamos delincuentes extranjeros que vienen a la #Argentina a delinquir salgan del país y no puedan entrar nunca más". A esta propuesta se sumaron el día de ayer los diputados Sergio Massa y Francisco de Narváez, quienes también opinaron sobre el tema migratorio en el país.

Anuncios
Anuncios

Para Massa la política migratoria vigente necesitaría una revisión y se mostró de acuerdo con lo propuesto por Berni: "Estoy de acuerdo con discutir una política migratoria que nos permita expulsar a aquellos que vienen a delinquir". Por su parte, De Narváez afirmó que lo que era necesario era "tolerancia cero para delincuentes extranjeros".

Ante estos cuestionamientos, la respuesta del Gobierno no ha tardado y se creó la "Mesa de Diálogo Migratorio", un organismo integrado por funcionarios de la Dirección Nacional de Migraciones así como por organizaciones de la sociedad civil que representen a las diferentes comunidades extranjeras en el país.

Uno de los objetivos de este nuevo organismo es: "contribuir a mejorar la gestión y la gobernabilidad de las políticas migratorias de la República Argentina, así como a diagnosticar y evaluar las políticas implementadas y en curso a fin de mejorar sus resultados a futuro".

Anuncios

Berni aseguró que se enteró de la creación de la mesa a través de los medios de comunicación y afirmó que estaría dispuesto a participar en ella. "Estoy totalmente convencido de que hay que reformar y hacer una... no cambiar toda la Ley de Migración, (...) el problema es que hay que darle la seriedad necesaria para que eso se concrete de una vez", dijo al respecto del tema.