Se trata de varias formaciones ferroviarias nuevas valoradas en $1.200.000 dólares ( unos 220 millones de pesos argentinos) que, provenientes de China, arribaron al Puerto de Buenos Aires y que serán destinadas al ferrocarril de la línea Mitre.

En este contexto, mientras se producía el desembarco de las unidades en las dársenas porteñas, la Presidenta #Argentina Cristina Fernández de Kirchner pronunció un discurso donde adelantó que el próximo año, 2015, comenzarían las obras para la modernización de la línea Roca. También adelantó que con la llegada de estas nuevas formaciones, y las ya incorporadas en el ferrocarril de la línea Sarmiento y San Martín, se estaría duplicando la flota actual. Por último, en esta materia, aseguró que los ramales que van desde la estación de Retiro, en la Ciudad de Buenos Aires, hasta el Tigre estarían totalmente renovados antes de fin de año.

La Presidenta de los argentinos recordó que se trata de una de las inversiones más importantes en este sector desde los años 1950 y 1960. Es importante recordar que estas inversiones se están llevando a cabo por un gobierno en un país donde el ferrocarril vertebró a toda una geografía, extensa y sumamente despoblada, comunicando y procurando desarrollo a numerosas poblaciones apartadas y generando puestos de trabajo. Luego, también hay que recordar que una sangrienta dictadura, y luego sucesivos gobiernos liberales y ultraliberales, nunca creyeron en las líneas férreas y apostaron a su privatización, cuando no a su destrucción absoluta, más que a realizar inversiones de carácter productivo como está sucediendo ahora en 2014, con un gobierno democrático.

En la segunda parte del discurso realizado en una explanada del recinto marítimo porteño la Presidencia Cristina Fernández aconsejó a ciudadanos y usuarios a respetar y a cuidar de estas flamantes unidades, entendiendo a éstas , en palabras de la Presidenta como “Patrimonio del pueblo argentino”; seguramente en referencia a los últimos y lamentables sucesos delictivos que tuvieron como escenario un paro de los trabajadores de la CGT, y a los trenes como protagonistas.