Con el paso de los días más casos del virus ébola siguen apareciendo en el mundo, luego de la ola de muertes en África, su propagación continuó por España, Estados Unidos y hace pocas horas también le fue detectado a un hombre en Brasil, lo que despertó el alerta en la #Argentina.

Jorge Capitanich, el jefe de gabinete argentino informó hace pocas horas que el país ha establecido un alerta epidemiológico luego del surgimiento del primer caso en América Latina. Se desarrollaron mecanismos de detección del virus a personas que ingresan al país en avión, aunque también aclaró que la Argentina no posee vuelos directos con ninguno de los países afectados ni lugares cercanos a ellos.

Anuncios
Anuncios

En su discurso se refirió también a las directivas establecidas por la Organización Mundial de la Salud, diciendo que la Argentina las cumple al pie de la letra. El país se encuentra atento ante cualquier caso que pudiera aparecer ya que cuenta con la tecnología, centros de sanidad preparados y recursos humanos necesarios para que se pueda descartar o confirmar rápidamente los posibles casos. Los lugares recomendados por el jefe de gabinete fueron el Hospital Garrahan, el Hospital El Cruce de Florencio Varela y el Instituto Malbrán en donde se desarrolló el primer método para detectar el virus en menos de 24 horas.

Tras la propagación del ébola y su rápido avance por varias partes del mundo, una gran cantidad de países ya han detectado el alerta epidemiológico.

¿Cómo surgió el ébola?

En el año 1976 se estima que aparecieron los primeros casos en Zaire y en Sudán, países africanos.

Anuncios

Su nombre deriva de un río llamado Ébola ubicado en la actual República Democrática del Congo (Zaire en la antigüedad). En ambos países se produjo una epidemia con 550 personas infectadas, de las cuales 470 murieron. Además al no conocer demasiado sobre el virus y su transmisión en aquel entones, el contacto directo entre los pacientes infectados y las personas no infectadas sumado a la mala práctica sanitaria ya que se reutilizaban las agujas, generó que el brote se propagara aún más.

Aún no se ha podido detectar cual es el reservorio natural del ébola, es decir cómo fue que lo contrajo el primer humano, aunque muchos científicos hablan de que el murciélago sería el huésped natural del virus.