El virus del ébola se extiende por el mundo, pero tan lentamente que, en realidad, con solo ayudar a los tres países de África occidental en los que hay un foco epidémico, Sierra Leona, Guinea-Conakry y Liberia, se podría poner fin a la crisis. Sin embargo, esto no se hace y en su lugar se toman medidas que manifiestan un pánico preocupante. Se trata de disposiciones que tratan de proteger a los ciudadanos de los países evitando que entren personas procedentes de los focos de infección. Y dentro de esta tónica hay casos más o menos extremos.

El más extremo de todos está en España. Si bien en este país no se han cerrado las fronteras con otros países, sí que existe un miedo generalizado, a causa del cual ya ha muerto una persona.

Anuncios
Anuncios

Precisamente, porque el pánico por el ébola ha provocado una muerte, es el caso más extremo. Se produjo la semana pasada. Fue un ciudadano nigeriano al que le reventó en el estómago una bola de cocaína que quería introducir ilegalmente. Todo el mundo creyó que tenía el ébola, por lo que tardaron más de cuarenta minutos en atenderlo. Este retraso provocó su muerte.

Aunque en Corea del Norte nadie ha muerto a causa del pánico por el ébola, lo cierto es que allí no están dispuestos a correr riesgo alguno. Por lo que sabemos, han cerrado sus fronteras al turismo y han incrementado los controles en las zonas fronterizas, en sus puertos y aeropuertos. Tanto es así que, según ha informado una emisora de radio surcoreana, las autoridades de Corea del Norte habrían impedido la entrada en el país a español que reside en Beijing.

Anuncios

Y es que, al parecer, en Corea del Norte se considera que España es un país en el que existe riesgo de contagio.

Menos extremo que los anteriores es el caso de Australia. Como en Corea del Norte, no ha muerto nadie a causa del miedo generado por el ébola. Sin embargo, Australia ha suspendido las visas para Sierra Leona, Liberia y Guinea-Conakry. Por el momento, solo aquellas personas que las tengan ya concedidas podrán viajar a Australia, siempre que pasen antes de llegar una cuarentena obligatoria de 21 días.

Finalmente, en Estados Unidos, único país de la lista al que han llegado dos personas infectadas de ébola procedentes de África occidental, una de Liberia y otra de Guinea-Conakry, no se han tomado medidas del estilo de las anteriores ni, que se sepa, ha muerto nadie a causa del pánico. Sin embargo, existe una demanda de la población del cierre de las fronteras con los países afectados. Asimismo, el cierre de fronteras por el ébola es utilizado por la oposición política del gobierno (el Partido Republicano) con fines electorales. #Ébola