Juan Manuel Bustamante estará compitiendo la próxima semana en la Feria Nacional de la Ciencia con un prototipo creado por él y que mediante el uso de la tecnología aplicada en los zapatos busca solucionar el problema de desplazamiento de las personas invidentes al tiempo reemplazar el actual bastón blanco que muchos ciegos rechazan. Los zapatos creados por el joven inventor detectan objetos cercanos en un radio de 25 centímetros y vibran para indicarle al usuario hacia que lado se encuentran.

Todo comenzó en el Colegio Industrial Nº en la ciudad patagónica de Río Gallegos de donde Bustamante es alumno y a raíz de una charla con una amiga adolescente que comenzó a perder la vista y le comentaba que la misma sufría un rechazo al uso del clásico bastón blanco pues al hacerlo sentía como que la gente al verla incapacitada visualmente la considera menos persona, algo así como un inválido lo cual la empujaba a tomar eso como algo que les estigmatiza " sólo somos ciegos pero eso no hace que seamos o tengamos el resto de nuestros sentidos intactos o incluso más desarrollados y por tanto estemos incluso mejor preparados que el resto de los llamados "normales" y fue así como durante seis meses Juan Manuel trabajó intensamente el su invento.

Anuncios
Anuncios

Pero no se limitó en su invento, el joven se implicó en las peripecias cotidianas a las que se enfrentan las personas invidentes, sobre todo en la franja de edades de los 10 a 25 años que son los que más rechazo les provoca el uso del bastón y eso lo motivó a desarrollar su invento a marchas forzadas, motivadas en solucionar ese estigma que los chicos sentían por depender del bastón blanco para poder hacer uso del mismo, puede caer chocante pero algunos jóvenes de la misma edad suelen ser crueles en los comentarios que formulan a los invidentes.

Los zapatos inventados por Bustamante son considerados por los potenciales usuarios como algo discreto que les puede facilitar su vida cotidiana, los sensores que llevan los zapatos se montan en la suela del calzado y son tres ultrasónicos ubicados en el lateral, posterior y frontal los cuales actúan como un sonar que envía una especie de onda que rebota y al hacerlo permite al usuario del Duspanovi, nombre que Juan Manuel Bustamante bautizó a los zapatos, reciba "información" que determina la distancia y ubicación que se encuentra el objeto.

Anuncios

O sea; cuanto más cerca se encuentra el objeto más vibra, si está de frente vibrará el sensor ubicado en el frontal del zapato y lo mismo, obviamente si es uno de los costados o en el talón, detecta objetos o animales, muros, escalones, automóviles, personas, etc. Y su carga es sencilla pues sólo con una cable USB conectado a la red eléctrica como si fuese tu PC o tu celular es suficiente, además las baterías duran entres cinco y tres días al tiempo que los sensores presentan una vida útil de 12 años y las baterías unos seis años.

Ya tiene varias ofertas para la fabricación del DUSPANOVI pero Bustamante desea ver qué reacciones provocará su invento en la Feria Nacional de la Ciencia que será entre el 9 y 14 de noviembre y aunque no son los primeros zapatos de ese tipo inventados, el joven sueña con cumplir uno de sus retos que es lograr que los jóvenes de entre 10 y 25 años puedan finalmente prescindir del bastón mientras dice que "no deseo hacerme millonario con esto, pero me haría inmensamente feliz poder haber ayudado a tantas personas que hoy rechazan el uso del bastón, sería el más feliz del mundo".

Anuncios

Esperemos que pronto su invento sea producido en todo el mundo y sea eso: la solución al estigma que hoy padecen cientos de miles de personas en todo el mundo y que si el invento funciona ganarán en calidad de vida. #Argentina