Hay ciertas cosas que uno jamás le diría a su jefe en la cara. Pero algunas personas hacen descuidadamente comentarios que no querrían que los superiores vean en una cuenta de Facebook o twitter, sin tener en cuenta que cualquiera puede llegar a enterarse de lo que uno publica en las redes sociales… incluso el jefe, quien puede decidir tomar represalias por comentarios que se consideren ofensivos o inapropiados, o que simplemente dejen al descubierto una mentira. Esto está ocurriendo cada vez más seguido.

En Estados Unidos, en el estado de Colorado, una joven profesora de matemáticas llamada Carly McKinney fue suspendida por postear en su cuenta de twitter el mensaje "Drogada mientras corrijo unos trabajos prácticos" y por publicar fotos de sí misma desnuda.

Anuncios
Anuncios

La docente declaró que su cuenta "Carly Crunk Bear" tenía intención de broma.

Un caso que conllevó mayores consecuencias fue el de una editora senior de la CNN, Octavia Nasr, quien dejó dicha cadena luego de alabar públicamente a un líder terrorista mediante su cuenta de tweeter. En su cuenta Nasr publicó "Triste por el fallecimiento de Sayyed Mohammad Hussein Fadlallah… Uno de los gigantes de Hezbollah que respeto mucho". En una declaración, Nasr calificó sus propios dichos como "simplistas" y dijo que ha aprendido una "Buena lección sobre porqué los 140 caracteres no deberían ser usados para comentar sobre temas controversiales o sensibles especialmente aquellos sobre el Medio Oriente". También en USA, el vocero de un diputado del estado Idaho fue despedido por enviar desde la cuenta de su jefe el tweet "Me gusta Broke Girls" (En referencia a una popular sitcom norteamericana), de acuerdo con el diario The Idaho Stateman.

Anuncios

Del otro lado del Atlántico, en Gran Bretaña, trece empleados de la aerolínea Virgin Atlantic fueron despedidos cuando utilizaron el Facebook para criticar los estándares de seguridad de la aerolínea y llamar a los pasajeros "chavs" (manera peyorativa de referirse a los jóvenes de clase trabajadora). La aerolínea dijo que el comportamiento de los empleados "trajo vergüenza a la compañía".

Suele ocurrir también que nuestra página de Facebook o nuestra cuenta de twitter se convierta en una "buchona", como le sucedió a un becario de un banco norteamericano llamado Kevin Colvin. El becario comunicó a su jefe que no podía ir a trabajar porque tenía una emergencia familiar, pero unas fotos subidas al Facebook revelaron que en realidad había asistido a una fiesta de Halloween disfrazado de hada. Algo similar le ocurrió a una trabajadora de una aseguradora suiza que informó una mañana a su empresa de que sufría migrañas, razón por la que no podía usar la computadora porque debía permanecer en reposo y a oscuras, posteriormente la empresa descubrió que había estado actualizando su perfil de Facebook regularmente durante su convalecencia y ella perdió su #Trabajo.

Anuncios

Otro ejemplo es el de un trabajador de un call center que afirmó que no podía ir a trabajar porque estaba enfermo. Gracias a su página de Facebook, los de recursos humanos de su empresa supieron que lo que realmente sucedía es que tenía resaca y no quería ir a trabajar.

Para evitar situaciones como las de los mencionados casos, resulta fundamental, antes que nada, tener en cuenta el grado de privacidad de nuestra cuenta de Facebook. Si la misma está abierta a todos los navegantes, no hay dudas de que cualquier contenido que publiquemos podrá ser visto por nuestro empleador. Y cuando la posibilidad de acceder a nuestra información está restringida a nuestros amigos, como debería, hay que tener muy en cuenta quienes son los que pertenecen a nuestra lista de amigos. ¿Son compañeros de trabajo? En definitiva, lo que hay que preguntarse es… ¿Puede lo que pongo en #Internet llegar a oídos de mi empleador? Ciertamente no hay que hacer como una joven empleada inglesa llamada Lindsay que se quejó se su trabajo e insultó a su jefe por el Facebook, olvidando que el jefe aludido estaba entre sus contactos.

Otra cosa a considerar es que las actualizaciones de estado en Facebook tienen una opción (que se despliega al costado de la imagen de un candado) para elegir quiénes pueden ver la actualización en cuestión, Todos (público), Amigos de amigos, Sólo Amigos y finalmente, quizás la más importante, Personalizar. Para utilizar la opción Personalizar es recomendable tener a nuestros contactos ordenados en listas, porque así no te tomará mucho tiempo elegir quiénes pueden ver lo que escribas o quiénes no quieres que lo vean. Y siempre se cuenta con la sensata opción de enviar un mensaje privado.