Defender con 23 años a sus amigas es un buen gesto, pero recibir un puñetazo y morir después de semanas de coma, deja a todos incrédulos sobre lo sarcástica que es la vida. Lo que ocurrió en Alemania, hace pocos días, ha visto involucrada a una chica, Tugce, de solo 23 años, que para defender sus amigas importunadas por un grupo de matones, ha recibido un puñetazo que la dejó tirada en el suelo poniendo fin a su vida.

Inútil, de hecho, el viaje al hospital y el auxilio prestado por el equipo médico, la joven mujer se encuentra en un estado de coma y no se despertará más. Tugce esa tarde estaba en un McDonald's y, de repente, yendo al baño, no dudó en hacer el gesto de defender sus amigas.

Anuncios
Anuncios

Pero, desafortunadamente, a la salida del McDonald's la esperaba un chico de dieciocho años que ha terminado con su corta vida. Tugce habría cumplido los años el mismo día en el que los padres han decidido apagar las máquinas que la mantenían con vida, después de la declaración de su muerte cerebral.

Asesinada por dos veces

Lo que pasó se cubre de una gran tristeza, Tugce fue matada dos veces, tanto con el puñetazo dado con violencia, como por la indiferencia de los empleados del McDonald's, que no hicieron nada por intervenir. Mientras tanto, también las dos chicas que fueron defendidas por la víctima, desaparecieron desde el día de la agresión, sería útil su testimonio para reconstruir la historia y arrojar luz sobre los responsables.

Una heroína de seguir por su coraje

Tugce es muerta, lo que para ella debería ser una tarde despreocupada se convirtió en una pesadilla, pronto habría cumplido 24 años pero nadie habría pensado que su joven vida sería rota así.

Anuncios

Alemania está de luto, muchas personas muestran solidaridad a la familia, poniendo velas y enviando numerosos mensajes a través de las distintas redes sociales llamándola "El Ángel de la comida rápida." Un ejemplo de coraje civil que difícilmente pasará inadvertido, pero que esperamos pueda servir para prevenir otras similares situaciones, garantizando una mayor vigilancia.