El gobierno español sigue agrediendo a la organización ecologista Greenpeace para tratar de salvaguardar los intereses de la multinacional petrolífera Repsol.

El fin de semana pasado el gobierno español puso patrulleras militares a escoltar al barco Rowan Renaissance de la petrolera Repsol que está haciendo prospecciones en las aguas de la zona protegida "Espacio marino del Oriente y Sur de Lanzarote-Fuerteventura". El gobierno del Partido Popular no solo maniobró para que la petrolera pudiese saltarse todas las prevenciones posibles de carácter medioambiental e ignorar la protección ecológica de esa valiosísima zona marina, inmersa en el espacio de la Red Natura 2000 Europea, sino que además lanzó al ejército contra las pequeñas zodiacs de la organización ecologista.

Anuncios
Anuncios

Fruto de los repetidos asaltos y embestidas de los barcos militares fueron los dos activistas heridos de carácter grave. El vídeo de Greenpeace mostraba como aún con una activista pidiendo auxilio en el agua, la lancha militar seguía embistiendo brutalmente a los ecologistas.

Desde la organización se señalaba la especial barbarie de los ataques. Fuentes de Greenpeace manifestaban que había sido mucho peor incluso que en países como Rusia, que tan poco respeto tienen a los grupos de derechos humanos y menos cuando se trata de petróleo.

Para mayor oprobio, en su página web, el Ministerio de Defensa se jactaba cínicamente de haber participado en el "salvamento" de la activista agredida.

No satisfechos con esto, se ha sabido que el buque de la organización, el Artic Sunrise, ha sido retenido en el puerto de Lanzarote obligado a permanecer anclado en tanto no pague una fianza de 50.000 € que le ha impuesto la Dirección General de la Marina Mercante por saltarse la zona de exclusión establecida para la extracción de petróleo.

Anuncios

Entre tanto, ya son decenas de miles las que se están recogiendo en plataformas digitales para animar al gobierno canario, absolutamente enfrentado a las prospecciones petrolíferas, a que imponga una demanda contra el gobierno español. #Animales