Esta orden del Papa Francisco nace tras constatar la gran cantidad de personas necesitadas que día tras día se pueden ver en los alrededores de la Ciudad del Vaticano.

El religioso polaco que ostenta el cargo de "Limosnero" del Vaticano, suele departir con los más necesitados que se congregan para dormir o pedir en los alrededores de la Plaza de San Pedro y Museos Vaticanos. Se dice que en las últimas fechas incluso el Papa Bergoglio le ha acompañado de  incognito para comprobar en vivo y en directo el estado de estas personas que demandaban, no comida, sino un lugar donde poder ducharse y tener una mínima higiene.

El Papa Bergoglio ha respondido a esta necesidad mandando construir duchas en la zona de las columnas de la Plaza de San Pedro, además también ordenó construir baños y duchas para los "sin techo" de las parroquias de la ciudad de Roma, esto será financiado gracias a los fondos de la caridad pontificia que en esta ocasión irán destinados a sufragar las obras.

Anuncios
Anuncios

Además de esto, se ha procedido al voluntariado para a suministrar jabón y toallas para los más necesitados así como labores de información a los mismos e incluso gracias a un llamado a escuelas de peluquería con voluntarios para mejorar aún más, si cabe, la salud higiénica de los que menos tienen y se dan cita en la ciudad Vaticana.

Todas estas actividades forman parte de la denominada "Limosnería apostólica" que sufraga estas acciones gracias a donaciones e ingresos que se sacan por los famosos pergaminos bendecidos por el Papa Francisco.

Esta nueva medida se añade a las que el Pontífice ha tomado desde que es "Cabeza de la Iglesia Católica" y muestra bien a las claras la determinación por dar ejemplo que está teniendo en su papado, no ya en las formas, sino también en el fondo y que va calando en la opinión pública mundial , ya que se sea o no Católico son medidas de alabar y alejadas del boato que solía acompañar al Papado en general a lo largo de la historia.

Anuncios

El fallecimiento del Papa Juan Pablo II dejó huérfano de líder fuerte a la iglesia, ya que Benedicto XVI,pese a ser un hombre de innegable cultura (un filósofo humanista), no contactó con tanta facilidad como su antecesor. Ahora la iglesia cuenta con un Papa fuerte y que tiene como principal característica "Obrar con el ejemplo".