Isabel Pantoja lleva pocos días en la cárcel, de hecho ya ha pasado el primer fin de semana. La cantante se ha adaptado bastante bien a la vida de presidiaria, aunque según una presa no tiene contacto directo con las otras reclusas.

El sindicato de funcionarios de prisiones ha denunciado que Isabel Pantoja está recibiendo trato especial, lo que es totalmente ilegal, ya que la Pantoja en la cárcel tiene que ser como cualquier otra reclusa. Por ello, han pedido la dimisión de la directora del Centro Penitenciario.

El Centro Penitenciario que ha desmentido esta afirmación aclaradondo que a Isabel se la trata dignamente como a cualquier otra reclusa del centro, ni más ni menos, y que todos esos comentarios de trato "especial" no existen.

Anuncios
Anuncios

Según la Agrupación de Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (Acaip) habría pedido explicaciones con respecto a lo que se había publicado en algunas noticias en las cuales informaban del famoso "trato de favor". Se había publicado que había órdenes estrictas de preparar una celda especial para la cantante, en la cual debían pulir los azulejos, poner un colchón nuevo y limpieza a fondo.

Finalmente todo ese trato "de favor" no se pudo confirmar ya que la tonabillera se encuentra en una celda doble, lo que quiere decir que comparte la celda con otra reclusa, y la celda no cuenta con nada extraordinario. Claro está que también le podía tocar una celda individual o una comunitaria, ya que hay celdas que comparten hasta 5 mujeres.

Las fuentes penitenciarias sí confirmaron que Isabel Pantoja se encuentra en el Módulo de Respeto, en la celda número 1; en este módulo los presos están obligados a cumplir ciertas normas con el fin de comprometerse con el mantenimiento de las dependencias, lo que incluye por ejemplo las tareas de limpieza de espacios comunes y la organización de actividades.

Anuncios

Por ello se sabe que la cantante se ha hecho cargo de la limpieza del comedor, tarea que ha realizado muy bien, según las fuentes y de la cual debería de encargarse a menudo.

Los medios de comunicación siguen haciendo guardia en las puertas del Centro Penitenciario, y hoy tuvieron la oportunidad de hablar con una reclusa que ha salido después de seis años. La misma ha contado que Isabel no se junta con el resto de las reclusas, ni siquiera a la hora de comer, pero que sí ha ido a saludarlas una por una. El centro cuenta en estos momentos con 150 presas, y todas han coincidido según esta compañera que vieron a la cantante muy nerviosa y emocionada, hasta tal punto que "lloro un poquito".