A los 62 años, Omar Chabán murió luego de una luchar contra una difícil enfermedad. Fue gerenciador del boliche Cromañón, el cual sufrió un enorme incendio en diciembre de 2004 generando el fallecimiento de 194 personas que se encontraban allí disfrutando un recital de la banda musical Callejeros. En el año 2009, decidió el Tribunal Oral Criminal 24 condenar a Omar Chabán a 20 años de prisión. Su defensa al instante apeló esta sentencia y él siguió libre.

En el año 2012, la carátula se modificó: de estrago doloso pasó a ser acusado de estrago culposo, por ello, le bajaron la condena a casi 11 años de prisión. Pocos meses después, la Justicia ordenó que se cumpla la condena tanto para Omar Chabán como para los demás acusados como responsables de la terrible tragedia.

Anuncios
Anuncios

Los 14 fueron a prisión. Él siempre se manifestó en contra de esta condena y en todo momento se consideró inocente.

Ya en la cárcel, al gerenciador de Cromañón fue diagnosticado con un linfoma de Hodgkin grado IV. A causa de este cáncer, a mediados del año pasó a cumplir su condena en su domicilio y, por el transcurso de un año, realizó tratamiento de quimioterapia en el Hospital Santojanni.

El Cuerpo Médico Forense confirmó que el cáncer ya había presentado metástasis y había afectado a otros órganos tales como los ganglios linfáticos, la médula ósea, el hígado y los pulmones. A causa del fuerte tratamiento, Omar Chabán bajó drásticamente de peso.

En estos últimos meses, Chabán se encontraba cumpliendo arresto domiciliario en su casa, ubicada en el barrio porteño de Monserrat.

Anuncios

Le permitían salir de la vivienda solo para dirigirse al hospital a seguir con el tratamiento de quimioterapia.

En las redes sociales, muchas personas se manifestaron tras la noticia de la muerte del gerenciador, la mayoría expresó que se hizo justicia ya que debía pagar por haber sido responsable de tantas muertes de casi 200 adolescentes que fueron a su boliche a ver a su banda favorita y terminaron perdiendo la vida, no encontrando salida frente a las llamas.