Bien era conocido ya que la dictadura #Argentina ultraderechista que tuvo lugar entre 1976 y 1983 y el régimen socialista de Cuba mantenían una relación muy buena. Sin embargo, es ahora que salen a la luz los documentos oficiales y secretos que han confirmado esta relación. La web Desclasificación, perteneciente al Ministerio argentino de Exteriores, ha publicado 70 oficios de la embajada en La Habana los cuáles prueban que la relación y el apoyo entre ambos regímenes, ideológicamente distintos, era mutuo.

La mayoría están firmados por Raúl Medina, embajador argentino. Asimismo, se refieren al apoyo de Jorge Videla a Fidel Castro en la ONU para que Cuba pudiese ingresar en el Consejo Ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Anuncios
Anuncios

A cambio de esto, Fidel Castro apoyó que Argentina fuese reelegida en el Consejo Económico y Social de la ONU (ECOSOC).

Aunque fue Cuba quién impulsó la guerrilla en Argentina desde los años 60, con el "Che" Guevara entre muchos otros, nunca se pronunció más de lo debido contra la guerra sucia, mediante la cual la dictadura de Videla hizo desaparecer a esos guerrilleros, secuestrándolos y arrojándolos vivos al mar en lo que se conoce como "vuelos de la muerte".

El comisionado de Castro en el Comité de Derechos Humanos de la ONU, nunca votaron las resoluciones de denuncia a la dictadura de Videla. Y los argentinos devolvieron el favor de igual forma, absteniéndose de votar en contra de Castro. Inclusive Fidel Castro ofreció material de guerra a los militares argentinos para sumarse a la Guerra de las Malvinas, la cuál perdió Argentina contra Gran Bretaña por el control del archipiélago austral.

Anuncios

La "realpolitik" de Cuba se justifica en que actuaba en Latinoamérica como satélite de la URSS. Y contiuaba en las relaciones diplomáticas con los soviéticos, que se relacionaban con Argentina y eran el primer comprador de cerales. Es conocido que desde 2003, los Kirchner mantienen buenas relaciones con Cuba. La presidenta visitó Cuba en 2009 y pidió ser recibida por el mismísimo Fidel Castro.