Hubert "Gordon" Bleich, un joven polaco de veinticinco años, ha conseguido superar el récord Guinness de la partida más larga con el videojuego "Sniper Elite III" sumando un total de ciento treinta y seis horas, un minuto y veintiséis segundos. Durante ese tiempo mantuvo el streaming abierto y pudo lograr un récord que parece más allá de lo que una persona podría, o debería intentar, llegar a hacer. Estamos hablando de permanecer jugando a un videojuego durante cinco días, dieciséis horas, un minuto y veintiséis segundos de manera ininterrumpida, un logro que, por más que resulte impresionante, no parece especialmente sano.

Existen records para todo.

Anuncios
Anuncios

Existe un récord del pelo más largo, otro de las uñas más largas y, por supuesto, existe un récord de la partida más larga jugada jamás a un videojuego. Anteriormente a este nuevo récord establecido por Hubert "Gordon" Bleich, el anterior estaba establecido en ciento treinta y cinco horas, logrado con el juego "Call of Duty: Black Ops 2" hace ahora dos años.

Esta partida maratoniana fue emitida a través de la plataforma de Streaming Twitch y tuvo la colaboración de Kinguin.net.

No se trata de una partida realizada únicamente para demostrar las capacidades de una persona de permanecer más de cien horas despierta jugando a videojuegos, de hecho ni siquiera estuvo despierto todas esas horas, sino que su intención principal fue la de recaudar dinero para diferentes organizaciones benéficas.

Anuncios

En este caso se trataría de RAL-OFF y Child's Play, para las que ha logrado dos mil cuatrocientos euros.

El jugador llevó a cabo esta durísima maratón tras estar entrenando durante meses para lograr llevar su patrón de sueño a la posibilidad de dormir durante pequeñas pausas de veinte minutos, al estilo de la técnica que llevan a cabo los marineros que realizan travesías de larga distancia en solitario. De ese modo logró aguantar durante toda la partida sin desconectar el streaming.

Una nueva marca en este récord, pero tal vez una nueva razón para que otra persona lo intente en el futuro.