Tugçe Albayrak, así se llamaba la joven que se encontraba en la ciudad alemana de Offenbach cuando observó como un individuo atacaba a dos chicas que se encontraban cerca. Ella trató de defenderlas y el atacante la golpeó, cayendo al suelo inconsciente.

Tras dos semanas en coma, la familia de la joven decidió desconectarle de los aparatos que la mantenían con vida para que no siguiese sufriendo, 1500 personas se han congregado el día que hubiese cumplido 23 años. Desde el viernes que falleció, los homenajes y declaraciones en su favor como ejemplo para la opinión pública han hecho que se postule para la concesión de la medalla federal al mérito civil, esto ha sido promovido por unas 100.000 personas que han firmado en las redes sociales a tal efecto.

Anuncios
Anuncios

En Turquía de donde es natural la familia de la joven, se ha recibido la noticia de su fallecimiento con profunda tristeza pero agradeciendo el reconocimiento de la opinión pública alemana a la valentía de una chica que dio su vida por evitar un episodio de violencia. Por otro lado, la policía alemana ya ha detenido al agresor de 18 años pero no se han podido identificar a las dos chicas que fueron agredidas por el joven y tampoco se sabe todavía si el golpe con resultado mortal fue a consecuencia de la caída al suelo o por la agresión en sí.

Alemania ahora se pregunta si deberían endurecerse las medidas para evitar que se produzcan estos hechos y las consecuencias que generan, aunque es complicado atajar unas agresiones que con frecuencia se dan y que no distinguen de edades ni de sexo.

Anuncios

Estas historia esperemos que sirva para que todos nos concienciemos de que la erradicación de la violencia debe ser afrontada por las autoridades de todos los países desde la aulas y que no debe haber medias tintas en cuanto a un tema que cuesta muchas vidas directa o indirectamente a lo largo del año. Una noticia como la que ha pasado en alemania se repite en muchos países y desgraciadamente nunca llega a ser conocida por la población, que a veces amparándose en la religión defiende tales nocivas prácticas.