Un amplio estudio, realizado por el Instituto de Investigación de #Salud de la Universidad NorthShore (en Evanston, Illinois), presenta evidencia de que los genes influencian las posibilidades de ser gay. La investigación involucró a 800 hermanos homosexuales y fue pagado por el Instituto Nacional de salud. Los hallazgos realizados fueron publicados en noviembre por el diario "Medicina Psicológica". Sin embargo, los resultados no son suficientemente fuertes para demostrarlo.

Los investigadores que lideraron el estudio dicen que los resultados apoyan la anterior evidencia que apunta a genes en el cromosomas X como causa de las tendencias homosexuales.

Anuncios
Anuncios

Además, descubrieron evidencia de que un gen puede influir en genes de un cromosoma distinto. Pero la investigación no logró identificar cuál de los cientos de genes podría estar involucrado.

Según el doctor Alan Sanders, autor principal del estudio, la nueva evidencia "No es una prueba, sino un indicio bastante bueno". Sanders estudia genética del comportamiento en la Universidad de NorthShore, y afirma que su investigación indica que hay genes en ambos cromosomas que influencian la orientación sexual. Los investigadores se basaron en un análisis del material genético en la sangre o saliva de los participantes.

Un participante del estudio, el Dr. Chad Zawitz, médico de Chicago, afirmó que el estudio es "Un gran paso hacia adelante", que llevará a responder preguntas científicas sobre la homosexualidad y ayudar a reducir el estigma que encuentran los gays.

Anuncios

"Ser gay es como tener cierto color de ojos o de piel… es simplemente lo que sos", dijo Zawitz. "Es extraño que la gente no lo comprenda". Sin embargo, estudios más pequeños que buscan una explicación genética para la homosexualidad han dado resultados contradictorios.

Neil Risch, un experto en genética de la Universidad de California, dijo que los datos son demasiado débiles estadísticamente para demostrar una explicación genética. Risch estuvo involucrado en un estudio más pequeño que no encontró una conexión entre la homosexualidad masculina y el cromosomas X. El doctor Robert Green, genetista de la Universidad de Harvard, dijo que el nuevo estudio es "Intrigante, pero de ninguna manera definitivo".