Es muy duro ser hijo de alguien famoso, siempre se dirá que estas donde estás porque eres hijo de quien eres hijo. Es aún más duro ser el hijo de un genio y dedicarte al mismo negocio, siempre existirán comparaciones y en la mayor parte de los casos serán en tu contra. Ser hijo de Hayao Miyazaki y dedicarte a la animación en Japón es tener unas gónadas de tamaño superlativo. Hayao Miyazaki es uno de los grandes de la animación en Japón, posiblemente el más grande de las últimas dos décadas. Es un hombre venerado y admirado por todos en el negocio por tener una sensibilidad especial y por contar historias tan universales con un lenguaje tan alegórico y unos matices tan profundos como variados.

Anuncios
Anuncios

La sombra de Hayao Miyazaki es muy alargada.

Nadie mejor que su propio hijo, Goro Miyazaki, sabe lo alargada que puede ser la sombra del director. Goro siguió los pasos de su padre y se introdujo en el negocio de la animación, pero ya desde muy joven siempre supo que jamás podría siquiera soñar con igualarle. En palabras del propio Goro “no me considero a mi mismo como un artista. Soy un buen trabajador de la empresa, pero si se busca un trabajo creativo se debe acudir a otros miembros del equipo. No existe modo alguno en el que yo pueda representar el liderazgo en la era Post-Hayao Miyazaki”.

Los rumores sobre la posible figura que sustituya a Miyazaki como gran cabeza visible de Studio Ghibli se dispararon cuando en sustitución del propio Miyazaki en la presentación del Tokyo International Film Festival's apareció Hideaki Anno, creador de “Evangelion”.

Anuncios

No olvidemos que Hideaki fue parte del equipo que participó en la creación de "Nausicaä del Valle del Viento" y ya en aquella época impresionó tanto a los integrantes de Studio Ghibli que se plantearon continuar la epopeya ecológica con Anno en un papel primordial en la producción.

En ese momento la historia no cuajó del todo y ahora mismo Anno tiene unas importantes responsabilidades en su propia empresa, con lo que es improbable. Sin embargo no todos los días recibes una llamada de Studio Ghibli y puede que en la cabeza de Hideaki esté rondando la idea de aceptar esta oferta y ser el siguiente eslabón de esta cadena mágica que empezó el propio Miyazaki. #Cine