Es la película de la temporada, esa de la que todo el mundo habla y que hay que ver para poder estar al día. Esa que aparece en todas las conversaciones, en el café de la mañana o de la tarde, en el aperitivo o en la cena, y claro está, en las redes sociales. Cada vez son más los que se unen al boca oreja de que no hay que dejar pasar esta película.

Y es que Boyhood ha conseguido ser la sensación del año gracias, entre otras cosas, a un rodaje atípico, consistente en que el equipo se reuniera quince días al año para rodar la continuación del material filmado el anterior, y así durante los 12 que suponen el crecimiento del pequeño protagonista, desde que tiene 6 hasta la mayoría de edad.

Anuncios
Anuncios

Una planificación así es un reto para cualquier equipo, pero está claro que Richard Linklater no le tiene miedo a nada. Tampoco es de extrañar ya que contaba, para el papel del padre divorciado del protagonista, con su actor fetiche, Ethan Kawke, con el que trabajó en Antes de amanecer, Antes del atardecer y Antes del anochecer, posiblemente la trilogía romántica más valorada por los críticos en toda la Historia del #Cine

Es pronto para poder afirmarlo, ya que la temporada de premios todavía no ha comenzado oficialmente, aunque ya empiezan a sonar las primeras campanas que indican quiénes serán los ganadores de los Globos de Oro y los Oscar de 2015, que son los que corresponden a las películas que empezarán a llegar de aquí a que tenga lugar la próxima ceremonia, y una de las que más suenan para arrasar en premios es esta.

Anuncios

Tanto la película como su director, su guión original o su actriz secundaria, Patricia Arquette (la madre divorciada del pequeño al que vemos crecer en pantalla) son nombres por los que ya se apuesta fuerte en las quinielas de nominables.

La naturalidad que emana de cada plano de la película ha sido un valor a tener en cuenta a la hora de calificarla en los lugares que ya lo han hecho, y es que la fluidez que Linklater plasma en cada minuto de los 165 de que está compuesta es algo altamente meritorio. Por todo eso y por lo que el espectador irá descubriendo cuando la vea, es por lo que es, desde ya, una de las películas a tener en cuenta en lo que queda de 2014. #Arte #Padres hoy