La organización BDS Uruguay declara al cantante español Joaquín Sabina Persona Non Grata en Uruguay. BDS nació inspirado por la lucha contra el apartheid sudafricano y promueve la adopción de Boicot, Desinversión y Sanciones contra Israel, en represalia a su política en los territorios palestinos que mantiene bajo su ocupación.

La campaña tiene como objetivo mostrar a Israel como un país que somete a los palestinos bajo un severísimo apartheid sin ningún tipo de respeto a los Derechos Humanos y mantiene en el tiempo la colonización más larga y brutal de la Era Moderna. BDS, con ramificaciones en todo el mundo, lucha contra la "normalización" del Estado Israel como "democracia normal" mientras contraviene la Convención de Ginebra, las Resoluciones de la ONU y en general el derecho internacional.

Anuncios
Anuncios

Para ello la web publica el nombre de las empresas multinacionalees que están asentadas en el Estado de Israel, sobre todo aquellas que físicamente están situadas en territorios bajo ocupación militar, llamando al boicot a todos sus productos. Boicot que se suma al académico (no colaboración con universidades ni científicos israelíes), político, económico y deportivo.

Joaquín Sabina es conocido en España por su posición presuntamente izquierdista pero recientemente se ha visto envuelto en polémicas que le echan en cara su cinismo. Un artículo del activista y actor Willy Toledo contaba como Sabina en Argentina se manifestaba a favor de la nacionalización de YPF-Repsol y, respondiendo a la misma pregunta en España en una entrevista con la periodista Julia Otero decía: "Mi opinión depende…depende de si canto en Madrid o Buenos Aires".

Anuncios

Igualmente, aunque se dice proletario y sensible con los problemas de las clases populares, compadrea con el actual de España en cenas privadas y habla maravillas de la reina.

En el caso que nos ocupa, Sabina viajó a Israel a dar un concierto junto a Joan Manuel Serrat en 2012, desoyendo todas las peticiones para que se anulase formuladas desde organizaciones defensoras de la causa palestina. En 2014 repitió actuación, esta vez incluso, con más escarnio, pues coincidió con la salvaje ofensiva israelí en Gaza que causó centenares de muertos solo entre niños. Sabina, para amigarse más con el público israelí llego el ridículo de modificar alguna de las letras de sus canciones cantando "Samaria sin ti" en lugar de "Venecia sin ti".

El boicot artístico y cultural a Israel lo siguen personajes públicos de tanto relieve como Roger Waters, The Pixies, Carlos Santana, Stephen Hawking. No así, Sabina que lo justifica en que "hay muchos argentinos en Israel". En el escrito en el que se le declara Persona Non Grata la asociación pregunta a Sabina si "habría ido a cantarle a la población blanca afrikáner que sostenía ideológica y políticamente el régimen sudafricano", y termina pidiendo a los uruguayos que manifiesten su repudio por el cantante el día de la actuación a la puerta del auditorio. #Arte