Los expertos llevan años advirtiendo lo que puede llegar a deteriorar las obras expuestas en La Capilla de Sixtina debido a los cambios de temperatura, la contaminación y el polvo.Y por ello el Vaticano se ha puesto manos a la obra para resolver este problema.

A partir de hoy la Capilla brillará con nueva luz debido al nuevo sistema que han colocado de iluminación y ventilación, lo que ayudará a preservarla muchísimo mejor aparte de devolver el esplendor que le hacía falta, ya que con el paso de los años se ha ido perdiendo.

Actualmente son 20 mil visitantes por día los que recibe la Capilla de Sixtina, y según el director de los Museos del Vaticano, Antonio Paolucci el sistema de ventilación llevaba ya 20 años quedando totalmente obsoleto, ya que la cantidad de visitantes supera tres veces la capacidad de ventilación existente.

Anuncios
Anuncios

Según el director de los Museos el realizar ésta remodelación, es una forma de rendir homenaje a Miguel Ángel en el 450 aniversario de su fallecimiento. Recordemos que la última vez que se hizo algo en la Capilla fue la restauración de las obras que comenzaron en 1975 y terminaron en 1994.

El nuevo sistema de iluminación ha incorporado 7 mil bombillas LED, ofreciendo así una iluminación "no invasiva y muy respetuosa", pudiendo así sacar a relucir cada detalle.

Y otro tema muy importante es que también reducirá el consumo energético en un 90%.

Marco Frascarolo quien ha sido el encargado de la compañía de Iluminación Osram, en relación a la remodelación de la Capilla de Sixtina ha explicado que junto con Paolucci y varios expertos han pasado noches enteras probando la combinación más adecuada para que las lámparas resaltaran los colores de las obras de #Arte como se lo merecen.

Anuncios

Ya que antes la mayor iluminación se la llevaban las dos grandes obras de Miguel Ángel: "La creación de Adán" y "El Juicio Final", pero también hay otras obras de gran relevancia como las de Sandro Botticelli, Dominico Ghirlandaio, Cosimo Rosselli o Pietro Perugino, que tenían muy poca iluminación.