En una historia de amor, hay discusiones muy importantes, que, pero, prefieren evitar. A veces, por miedo de las posibles reacciones, por la vergüenza, por la imposibilidad de exponer nuestras ideas, no hablamos pero, por otra parte, la comparación es la sal de la pareja y lo que les permite ambos de llegar a un equilibrio basado en la armonía profunda y en el real conocimiento de la otra persona. Lo que no se lee en las historias de amor es… el día siguiente. cuando termina el amor inicial y se vive juntos empiezan los problemas: Hay cuentas que pagar y cosas que hacer y que terminan por no hablar nunca más. Aquí tenemos algunos consejos para ayudar la relación de pareja:

1. Las peleas ayudan el equilibrio.

Anuncios
Anuncios

Contrariamente a lo que se cree pelear no hace daño a la pareja: son los modos que pueden desestabilizar o profundizar una relación. No tener todo en tu interior o tu vas a estallar como una olla a presión y luego las palabras pueden explotar como un río desbordado. Sobre todo al principio tenemos que ser honestos y decir lo que nos gusta y lo que nos pone nerviosos. Tenemos que expresar claramente cómo nos sentimos sin tener miedo de una pelea: explicamos ambos nos punto de vista y, juntos, encontramos una línea común.

2. Habláis de cuentas de casa. El tema del dinero en una pareja puede ser complicado por los diferentes comportamientos y hábitos, por la diferencia de ingresos y por las diferencias de metas y de planes de vida. Si uno de ustedes es una hormiga y el otro una cigarra el problema es más grave, tenéis que pensar que ser una #Familia significa tener un proyecto de vida juntos

3. ¿Cuáles son sus prioridades? Definimos con sinceridad lo que consideramos esenciales, metas y deseos que nos gustaría lograr es importante porque nos permite entender la dirección en la que queremos proceder y, al mismo tiempo, para entender si el otro es realmente el compañero de viaje y de vida adecuado para nosotros.

Anuncios

4. Las relaciones íntimas se hacen... y se habla de ello. No hablar de ello es un gran error, porque es imposible para profundizar su intimidad si no se muestra el otro lo que nos gusta, gestos que nos pueden dar placer, nuestras exigencias físicas y mentales.

5. El aburrimiento es normal. A veces te aburres también en compañía de nosotros mismos. Los momentos de rabia, de pelea, de aburrimiento, de distancia son parte de la vida de una pareja. Hay que tomarlos como lo que son: los momentos que pasan.