Esta semana se anunciaron las fechas de la XIV Edición del Azkena Rock Festival, uno de los principales festivales de rock, punk, heavy y stoner rock de Europa.

Desde hace 14 años el Azkena Rock Festival, también llamado ARF, ha llevado a España y a Europa algunas de las bandas más importantes del mundo. Así, a lo largo de todo este tiempo el público azkenero ha podido contemplar a grupos del prestigio de Deep Purple, The Stranglers, Scorpions, Violent Femmes, Pearl Jam, Slash, Bob Dylan, Kyss, Lynyrd Skynyrd, Cracker, Steve Earle o Burning.

Algunos de ellos han dado conciertos extraordinarios que todavía se mantienen en la memoria colectiva del público asistente. Este es uno de los más fieles asistentes a festivales. Existen camisetas que identifican a los que participan en los foros y las redes sociales del festival y la actividad de éstas, en forma de predicciones de las bandas de la edición futura, no desciende en todo el año.

La edición que se anuncia para 2015 se celebrará los días 19 y 20 de junio en la ciudad de Vitoria (Vizcaya), posiblemente una de las ciudades del mundo de mejor calidad de vida. Es conocida su vasta de red de infraestructuras culturales y sus grandes jardines. En algunos incluso se pueden ver ciervos.

El Azkena además tiene sensibilidad con la tierra donde hunde sus raíces y cada año, además de los grandes nombres legendarios del presente y la historia del rock, dejan un espacio para los grupos emergentes del País Vasco, como por ejemplo, Porco Bravo, del que se recuerda aún un concierto antológico, emulando a la banda nórdica Turbonegro.

Además de los conciertos, que duran aproximadamente unas 13 horas cada día en dos escenarios distintos que se alternan, la organización programa en la Plaza de la Virgen Blanca otras actividades musicales en formatos más acústicos o más cercanos al blues y al soul. Estos conciertos se hacen por la mañana y es fácil ver los estragos en los rostros de los asistentes de la intensa noche anterior.

Durante esos días la ciudad, ya hermosa de por sí, se llena del colorido, casi siempre negro, que las distintas tribus urbanas, en convivencia armoniosa, crean en sus calles.  #Música