El Black Friday es el pistoletazo de salida para las compras de Navidad, donde todos los comercios anuncian sus rebajas creando un gran marketing de consumismo. Normalmente estamos acostumbrados a verlo en los comercios de ropa, electrodomésticos o grandes almacenes, pero en estados unidos alcanza a todos los rubros y en esta caso la compra de armas de fuego rompió todo los récords de los años anteriores. Según los datos aportados por el F.B.I (Oficina Federal de Investigación) tuvo que procesar el triple de antecedentes de un día normal.

Stephen Fischer, portavoz de la Agencia Federal, informó que hasta las 19 horas de ese día ya tenían procesados más de 94.000 verificaciones de antecedentes, con lo que deduce que al finalizar el la jornada laboral es más que probable que hayan sobrepasado las 144.000 verificaciones que realizaron durante el año anterior en el "Black Friday".

Anuncios
Anuncios

Fischer aseguró que el "Black Friday", el inicio de las rebajas para las compras de las Fiestas Navideñas, es el día del año que la Agencia Federal tiene más trabajo a lo que se refiere de transacciones vinculadas a armas de fuego.

En los Estados Unidos la ley obliga al F.B.I a realizar una comprobación de los antecedentes penales del ciudadano que quiera comprar armamento, y en un caso normal esto tarda hasta tres días hábiles, si la Agencia ve que esta todo en orden y lo autoriza, la finalización del procedimiento de la venta ya solo depende del comerciante, la decisión final la toma el vendedor. Durante el año 2013 se completaron 21 millones de solicitudes para supervisar los antecedentes penales y exclusivamente solo se rehusó la petición de compra de una sola arma.

En el año 2012, hubo dos casos que reabrieron con más presión la polémica sobre el dominio y la tenencia de armamento por ciudadanos civiles.

Anuncios

Una fue el caso ocurrido en la Escuela Sandy Hook de Newton, donde tirotearon a 20 niños y 6 maestras, y el otro suceso fue en los Cines Aurora donde mataron a 12 personas y 58 resultaron heridas de bala. A raíz de esto Barack Obama desarrollo medidas para acondicionar la legislación, modernizar el sistema de revisión de antecedentes e imposibilitar que criminales o individuos con impedimentos mentales pudieran llegar a adquirir un arma, pero el Congreso no lo aprobó.

La NRA (National Rifle Association) en Estados Unidos es muy temida por los legisladores, muchos vieron arruinar su carrera por atreverse a confrontar a esta Asociación,los conservadores sostienen que están amparados en un derecho constitucional de libre portación. Después de otro suceso ocurrido en Oregon, el presidente Obama declaró que su "mayor desilusión y frustración", como representante es el intentar fortalecer las leyes para inspección de armas a nivel nacional. #Gobierno