Alex Shlaferman es un joven neoyorkino de Brooklyn que con tan sólo 20 años de edad cumplió el sueño de hacerse millonario, desde los 11 años ha puesto en marcha el dicho "tienes una idea, tienes un negocio", que para la mayoría de la gente escuchar algo así puede significar una fantasía; sin embargo, Alex lo ha conseguido.

Alex comenzó su carrera empresarial en su adolescencia, incluso a espaldas de sus padres, en ese entonces se le ocurrió vender un DVD por #Internet en el que "enseñaba a levitar", logró vender en una semana 100 copias a 100 dólares cada una; 10 mil dólares y sus padres no tenían idea, según contó el mismo Alex; luego a los 16 años creó un juguete el "Súper Louper", con el que triunfó aunque la comercialización de éste en un principio le costó un poco más, tocó muchas puertas que no se habrían, lo que parece lógico, pues sólo tenía 16 años, pero la insistencia del joven nunca decayó y terminó colocándolos en Toys R Us y Bath&Beyond, donde arrasaron con el invento.

Anuncios
Anuncios

Cuando tenía 15 años trabajó con un amigo de la familia que comercializaba productos para la cocina y los vendía en ferias, fue entonces cuando conoció a un hombre que comercializaba juguetes fabricados en China, con el que también laboró y con quien aprendió los detalles del negocio.

Hoy en día es dueño de Vante Toys, una empresa que vende productos de consumo y cuenta con su propia fábrica en China, donde emplea a 48 personas. La razón por la que decidió montar su propia fábrica es, según Shlaferman, por que "si compro algo a un fabricante en China por un dólar, significa que lo están haciendo por 50 centavos", así de simple y claro, pero además se percata de que sus productos tengan buena calidad, que es un detalle importante del cual carecen los productos chinos, pues tienen fama de ser de baja calidad, no obstante, en la empresa de Alex se toma en cuenta el control de calidad.

Anuncios

Este año el éxito del joven empresario se disparó gracias a un producto estrella, el "Wallet Ninja", que es una especie de navaja suiza que tiene la forma y el tamaño de una tarjeta de crédito, por lo que se puede llevar en la cartera, tiene 18 utilidades y cuesta unos 30 dólares; el año pasado la empresa facturó cerca de cinco millones de dólares, y con el éxito de "Wallet Ninja" se estima que este año llegará a 10 millones.

Asimismo, el comercio en internet y las posibilidades de negocios en un mundo globalizado hacen de estas historias motivos de inspiración y ejemplos de esfuerzo, tenacidad y voluntad.

Finalmente, el éxito de este joven millonario ha hecho que su popularidad no pase desapercibida y una productora le ha propuesto crear un "reality show".