Estáis en la cama y queréis leer, ¿qué utilizáis? ¿Un Tablet, un lector de libros electrónicos o en un libro? De esta elección podría depender la calidad de tu sueño. Si elegís los primeros dos, de hecho, las noticias no son muy buenas: una investigación ha confirmado que utilizar las pantallas retroiluminadas antes de acostarse tiene un efecto negativo en nuestro cuerpo.

El estudio ha involucrado inicialmente a 1.508 adultos estadounidenses, concluyendo que el 90% de las personas utilizan un dispositivo electrónico antes de ir a dormir. Luego, los investigadores han analizado el sueño de doce pacientes en un período de dos semanas.

Anuncios
Anuncios

Cada voluntario ha leído un libro antes de ir a dormir a una hora determinada, por cinco días ha leído en un Tablet y por otros cinco ha leído un libro normal. En el período de uso del Tablet, los pacientes se acostaban 10 minutos más tarde y obtenían 10 minutos menos de sueño REM.

El efecto más pronunciado se atribuyó obviamente solo a los Tablet y a los lectores de libros electrónicos retroiluminados. "La luz emitida por algunos lectores electrónicos proviene por la retroiluminación que se dirige directamente hacia los ojos del lector", ha dicho Charles Czeisler, autora del estudio. "Mientras que en los libros normales y en los libros electrónicos no retroiluminados generalmente se trata de la luz reflejada por la superficie de la páginas".

Los científicos advierten que las consecuencias de la falta de sueño pueden ser graves y pueden conducir a problemas como la obesidad, la diabetes y el cáncer.

Anuncios

En particular, el trastorno del sueño asociado con el uso de dispositivos electrónicos es debido al tipo de luz emitida por las pantallas. La exposición a la luz artificial perturba nuestro reloj interno, que fue acostumbrado a la luz natural durante 10.000 años, y la longitud de onda de los LED es particularmente peligrosa. Entonces, la única manera de poder leer por la noche sin muchos peligros es volver a los tradicionales libros de papel. #Estudios