Un pequeño pitido, casi como un silbido de un niño insoportable que no sabe cómo matar el aburrimiento. Esa es la primera interpretación que uno puede tener al momento de escuchar a Inga Copeland. Esta mujer de Estonia forjó una electrónica contemporánea experimental con muchos más adjetivos calificativos necesarios para poder encontrar una denominación válida. 


Entre frases sin sentido, melodías imparciales y desestructuradas y una lírica de doble sentido, Inga en estos últimos años hizo de las suyas junto a a Dean Blunt en el proyecto Hype Williams. El 29 de febrero relanzó su segundo disco como solista "RELAXIN' with Lolina". Sabemos que este año no tuvo 29 de febrero, pero Inga trató de explicar este peculiar lanzamiento como un intermedio entre el 28 y el 1° de marzo. 
¿Importan la edad y la fecha de nacimiento? No mucho, sólo lo que propone musicalmente. Su inspiración es el movimiento de las personas por la calle, la construcción de edificios y los sonidos constantes que nos rodean. El concepto: tomar como intenso cualquier elemento cotidiano. 


Dub, rap y un pop ácido pero la electrónica como base


No es una artista que va directo a vos, sino todo lo contrario; la empezás a apreciar con el tiempo. Es simple: cuando no se entiende a un artista el esfuerzo de la compresión lo hace un poco emocionante, sobre todo en la lírica contradictora pero a la vez directa de Inga. Pero el sonido tampoco se queda atrás, como en su tema "Faith OG X", que al principio te puede parecer una vibración de un teléfono fijo que no funciona. O en "Insult 2 injury", transportándote a los 80' con una base que explota achatada y seca, hasta llevarte a un espacio musical un poco más ambient, con reminiscencia a Frankie Knuckles. 


Si ahora te llamó la atención, sumergirte en la #Internet y buscala. A veces hasta es difícil tratar de encontrarla a través de You Tube y otros medios online; es como si estuviera escondida o generando que, con una pequeña prueba, nos deje insatisfechos y deseemos fervientemente verla en vivo, viajar kilómetros, o poner en soundcloud los temas que están disponibles. O sino, también descargar alguno de sus discos junto a Dean Blunt para Hype Williams que tuvieron poca repercusión.
Por eso la razón de esta nota, para que se la conozca. 




#Arte #Música