Un día como hoy, 23 de abril, pero del año 1616, fallecían los escritores Miguel de Cervantes Saavedra, William Shakespeare y "el Inca" Garcilaso de la Vega. También nacieron un 23 de abril autores como Manuel Mejía Vallejo, Josep Pla, Vladimir Nabokov, Maurice Druon y Haldor Laxness. Con su pluma escribieron párrafos y estrofas que todavía hoy se enseñan en las escuelas, se analizan en las universidades, inspiran guiones de cine, entretienen a los viajeros y son dedicados a la persona amada por los enamorados de todo el mundo.

Por ese motivo, en 1995, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), durante su Conferencia General celebrada en la capital francesa, decidió rendir homenaje a #Libros y autores cada 23 de abril.

El escritor francés Marcel Prévost, dijo en una ocasión que "el hallazgo afortunado de un buen libro puede cambiar el destino de un alma". Pero de nada sirven los buenos libros si no hay quién los lea y, para esto es que la UNESCO promueve políticas de alfabetización en todo el mundo. Así lo señaló hoy, en el marco de la conmemoración de este día especial para los libros y sus autores, la directora general de la UNESCO, Irina Bokova: "La alfabetización es la puerta de entrada al aprendizaje y es esencial para fomentar la autoestima y la autonomía de las personas. Los libros, en todas sus formas, desempeñan una función esencial a este respecto".

Como todos los años, una ciudad del mundo fue elegida Capital Mundial del Libro. En esta ocasión el galardón se lo llevó Incheón, la tercera ciudad más grande de Corea del Sur, como reconocimiento a su programa que busca fomentar el hábito de la lectura entre sectores carenciados de la población. #Cultura Buenos Aires

#Buenos Aires una vez más celebra el Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor con la apertura de su ya tradicional Feria Internacional del Libro, en el Predio Ferial de Buenos Aires, 'La Rural'. En su 41° edición, la Feria promete ser una vez más un punto de encuentro entre lectores y trabajadores de la industria del libro como autores, dibujantes, ilustradores, libreros y responsables de editoriales grandes y pequeñas. Durante 19 días los visitantes podrán recorrer los más de mil stands, presenciar conferencias, participar de entrevistas públicas, deleitar sus oídos con los números musicales que se efectuarán y conocer personalmente a sus escritores favoritos que estarán firmando ejemplares y conversando con los lectores.