En muchas ocasiones los personajes, ya sean de cine, literatura, televisión y ahora hasta de blogs, se convierten en referentes ideológicos para infinidad de personas alrededor del mundo.

Este es el caso de Punisher, de la editorial Marvel #Comics, quien se ha convertido en un símbolo de la lucha de diferentes grupos militares, que intentan acabar con la campaña terrorista más cruel de los últimos años. La imagen del cráneo figura en los uniformes del ejercito iraquí y de sus milicias aliadas, las cuales entraron en la zona de Tikrit para liberarla del dominio del Estado Islámico.

Creado en 1974 como personaje secundario para la serie de Spiderman (El hombre araña), Punisher (El castigador) fue concebido por la mente de Gerry Conway, John Romita y Ross Andru.

Anuncios
Anuncios

Durante una entrevista, Conway declaró: 'Punisher fue creado originalmente como un personaje alterno, para aparecer en un solo número y luego ser descartado; pero los lectores comenzaron a pedirlo de forma más continua. Era un tipo antivillano, más bien como un antihéroe'.

Este cómic fue uno de los más importantes y populares en la década de los 80´; inclusive en los años 2000 se filmaron dos largometrajes exclusivos.

Frank Castle, nombre verdadero de The Punisher, es un veterano de guerra de Vietnam, quien carga con una pesada lápida sentimental: el asesinato de su familia en fuego cruzado durante una batalla entre grupos mafiosos. Tras sufrir una fuerte decepción por parte de la policía, al no llevar ante la justicia a los responsables de este crimen, decide realizar una investigación y aplicar justicia por sus propias manos, teniendo como lema de batalla 'el fin justifica los medios'.

Anuncios

El especialista del Foro de Medio Oriente, cuya sede se encuentra en Filadelfia, Estados Unidos, Aymenn al Tamimi, aseguró que la similitud entre este personaje y las milicias chiítas radica en que: 'se trata de un parapolicía sin ley, ícono perfecto para las fuerzas tribales que poseen el mismo enemigo, el estado Islámico, el ejército regular iraquí, pero no reconocen su mando y han sido señalados por perpetrar saqueos, incendios y asesinatos en cada una de las ciudades que van retomando'.