Podrán renovarse las canciones, los instrumentos, la geografía de un recital. Pero lo que nunca se írá es el espíritu de la fiesta, de la esencia. Ayer, una vez más, Salta la Banca hizo historia, con un show único, repleto de emociones y sensaciones encontradas. Hubo muchos matices que influyeron para que la noche del 30 de mayo sea épica.

La cita comenzó 21:41. La puesta en escena era más que atrapante. La infinidad de colores que se podían observar en el escenario con una magnífica combinación de luces hacían de esto más que un show. Miles de gargantas eufóricas, padecían la ansiedad, esperando desatar el grito sagrado.

Anuncios
Anuncios

Y fue Bautismo, la canción encargada de desencadenar el estallido. Muchos nos sorprendimos, ya que intuíamos que el show podría dar inicio con No pierdas cuidado o Multitud, que finalmente fue el segundo hit de la noche.  Fueron 30 las canciones que nuestros oídos endulzaron y nuestras voces expresaron y que también nuestros corazones disfrutaron.

No era un recital más. La experiencia del Luna Park y Malvinas anterior jerarquizaban el momento de la banda. Considero que COPLA en materia social, musical y emocional es el trabajo más destacado de Salta la Banca, pero Eureka es un fenómeno especial. El conjunto musical mutó y sabía que estaba ante una presentación histórica. Y estuvo a la altura de las circunstancias. Santiago, solidario y carismático como siempre, interactuó mucho con el público.

Anuncios

¡Genio! Y también mencionó a todos los colegas presentes, anunciando sus respectivas y futuras presentaciones. Los chicos de El Bordo, Rock a la orden, La Caverna y muchos más presenciaron la entrega de Salta la Banca. Ya nada sorprende de una persona con tan gigante corazón. Y también le dio lugar a aquellos que recorrieron miles de kilómetros para arribar a Buenos Aires a ver el show, desde muchos lugares distintos, y a pesar de la distancia.

La combinación perfecta de canciones se dio durante el recital. El público deliró con la docena de temas de Eureka, pero el complemento perfecto se apreció cuando Santiago anunció que iban a tocar temas viejos. La sucesión consecutiva de ¿Quién dice?, Tren al edén y Estigma emocionó mucho a todos los presentes. Además, El Relato, Seremos, Ellos, Heidi y Que Salte la Banca nos hicieron saltar hasta cansarnos. El cierre del recital, una vez más, estuvo a cargo de Somos. 

Otro gran gesto que tuvo la banda fue hacer alusión a la campaña que se está difundiendo en nuestro país vinculada a la violencia de género: "#NiUnaMenos." Esto despertó mucha emoción en el tan fiel público femenino.

La fiesta fue completa. El microestadio Malvinas Argentinas fue testigo de una entrega leal de miles de fanáticos. ¿La frutilla del postre? El próximo par de funciones de Salta la Banca en Capital Federal serán el próximo 26 y 27 de junio respectivamente en Groove. ¡Allí estaremos! 

Attaque 77 

Don Osvaldo y su show 



#Argentina #Recitales