El 12 de agosto pasado, Konami había presentado en la Gamescon su nuevo Playable Teaser, de algo de hora y media de duración. Un nuevo proyecto de la más que conocida saga de #Videojuegos Silent Hill.  A cargo del desarrollo estaba Hideo Kojima, con la colaboración del antes mencionado, el cineasta mexicano Guillermo del Toro y el actor Norman Reedus, quien protagonizaría la historia de esta nueva entrega.

Pues bien, todos quedamos encantados, ¿cómo negarlo? El nivel gráfico era impresionante y realista. Parecía algo novedoso dentro del universo Silent Hill, que cierto sería admitir que venía cuesta abajo desde “Silent Hill 3” en adelante, y no le venía para nada mal un empujoncito solidario y creativo. ¿Está en el proyecto Hideo Kojima, el genio detrás de Metal Gear? –dijimos–, pues bien, ¿qué puede fallar?

Los que reunieron el coraje –y descargaron la demo–, probaron el Teaser… Los que no, lo miramos en Youtube o Twitch… Y si, para muchos fue “amor a primera vista”. A los 20 minutos de juego ya se nos había volado la peluca. ¡Genios! Si eso era una simple demo –los repetidos pasillos del interior de una casa, donde colisionan infinidad de realidades. La muerte y la venganza parecían rondar por sobre todas ellas–, no podíamos imaginar qué sería del juego completo. Pero el furor duró poco. El globo de felicidad se pinchó al enterarnos –en abril del corriente–, que el proyecto sería cancelado. Hideo Kojima y del Toro abandonaron a Konami, no sin dar un portazo –¡No!–, luego de que el primero se negara a entregar el motor gráfico, Fox Engine, a la empresa, sin explicar los detalles. Ésta última, por su parte, se encargó de borrar el nombre del diseñador nipón de todos sus sitios, mientras que los decepcionados fans quedamos desamparados, boquiabiertos y con las manos vacías ante el silencio luego de la pelea. Silent Hills había sido cancelado para siempre y Konami no tardaría en retirar la demo de la Playstation Store

Estas nefastas noticias provocaron un revuelo general y enojo por parte de los fans, quienes, no aceptando el triste destino de Silent Hills, pusieron en marcha una petición en internet de recolección de firmas, dirigida exclusivamente a Kojima y del Toro, para que reanuden la producción del título y que no muera archivado en un cajón. Se juntaron más de 100 mil firmas, hecho por lo que el del Toro se refirió al portal IGN: “El hecho es que todo ha sido un acercamiento del tipo de tierra quemada, no ha sido una cancelación amigable. Honestamente eso fue lo que me sorprendió”, dijo refiriéndose a su propia sorpresa ante la cancelación del título. También agregó: "Queríamos coger tecnología avanzada y tratar de ser los más rompedores posibles en cuanto a crear terror. La idea estaba muy, muy vinculada con la atmósfera, pero lo que hace de un Silent Hill algo genial es que tienes una atmósfera, pero también una mecánica muy activa, una serie de momentos muy intensos. me encantaría que, en caso de que se retomara el proyecto, se guardaran algunas ideas muy nuevas que tuvimos y que no quiero contar para no causar spoilers". Hizo mención a lo contentos que estaban en general con el proyecto y respecto de la petición, del Toro fue claro y contundente: "Sé que hay una petición en marcha en internet y que se están recogiendo firmas. Añadiré mi nombre a ella y espero que alguien preste atención a todo esto". ¿Hay esperanzas para Silent hills?