Advertencia: El presente artículo no contiene sarcasmo.

¿The last of Us? ¿Beyond: Two Souls? ¿Assassins Creed? ¿Bioshock? ¿Metal Gear Solid? Pffff… Nahh… Ustedes no saben nada de videojuegos. ¿No me creen? A continuación les traigo, para puro deleite personal, un par de verdaderas joyas del género, que ni Minecraft puede estar a la altura… Ellos son los mejores, los más increíbles; la Crême de la Crême; los inigualables y divertidísimos juegos de simulación que han invadido el mercado. Algunos están muy bien logrados, como el Flight Simulator, Goat Simulator, el Farming Simulator o el I am Bread, el impresionante simulador de pan lactal. No obstante, estos que procedo a comentar, son tan geniales y superiores que se merecen cada moneda que cuestan. Ah… noto escépticos… De acuerdo, vamos allá con la lista.

Forest Simulator: Un camino, un rancho y ¡bosque! Un genial simulador en el que el jugador se inmerge en el fantástico recorrido de esta biósfera. Nada por hacer, más que pasear entre los árboles.

Duck Simulator 2014: ¡Sí! Le damos play a este ingenioso y original simulador y nos encontramos con un patito 2D flotando en un lago. Solo hay dos acciones posibles: esconder la cabeza debajo del agua y sacarla. Emocionante, ¿a qué no?

Grass Simulator: El único e inigualable simulador de pasto. ¡Claro que sí! Entramos en el juego y nos hallamos en medio de un campo, dónde hay solo césped, algunas vacas y una casa. Por alguna razón el jugador puede encontrar un arma… pero tranquilos, es imposible, por dicha, matar a los animales.

Wainting for de buss Simulator: Nada más lindo que llevar a nuestro PC el drama diario de esperar al bondi. Un paisaje árido, un banco y la parada. El jugador no puede moverse, sólo rotar la cámara. Jugadores: A demostrar la paciencia real de nuestro día a día para esperar a este colectivo virtual que… ¿llegará?

Running Simulator: Nada mejor que sentirnos activos jugando un videojuego en el que nuestro personaje corre y salta por un bosque… y nada más.

Washing machine Simulator: Estamos en el interior de un lavarropas. Con el botón derecho del mouse hacemos girar el tambor hacia ese sentido. ¿Adivinen qué pasa si presionamos el botón izquierdo…?

Ceiling Fan Simulator: Imaginen un cuarto blanco. En el fondo unas aberturas por donde vemos correr el día y la noche, y en el medio del cuarto: un ventilador de techo. Sólo hay dos acciones posibles con el mismo botón: encenderlo y apagarlo.

Dato curioso: El ventilador de techo viene con 3 velocidades. Yaaay

Rose Simulator: Somos una rosa, quieta y hermosa entre medio de otras tantas que nos rodean a campo abierto… El jugador no puede moverse solo… ser una rosa. –Eh, un momento, creo haber visto, por ahí, una más linda que yo… ¡Eso no es justo!–

Arcade Simulator: Y por último llega el simulador de arcade. Pero las apariencias engañan… Entramos en el juego y nos encontramos en un cuarto azul con un montón de máquinas arcade apagadas con las que no podemos interactuar. ¿Les suena el “Se mira y no se toca”…?

Estos son solo algunos de los simuladores más inverosímiles que andan dando vueltas por internet. Surgirán otros de estas envidiables mentes maestras que sólo nos brindan diversión, claro que sí.

No podemos negar que hay variedad, ¿no?

#Videojuegos