Anoche a las 22:00 horas se dio por terminada la edición número 41 de Feria Internacional del Libro que tuvo lugar en el complejo de La Rural. Se calcula que más de 1.200.000 personas acudieron durante los casi 20 días que duró el evento.

Al igual que en las últimas ediciones, se invitó especialmente a una ciudad a tener stand y este año le tocó a la Ciudad de México, que mezcló a Octavio Paz y Juan Rulfo entre burritos y tequila "José Cuervo" en lo que parecía más un bar chic de Palermo Hollywood que un stand de la Feria. Pero la puesta en escena otorgó un ambiente armonioso en el que daba gusto estar y relajarse un poco para descansar los pies de tanto caminar.

Anuncios
Anuncios

Se destacaron también los actos en conmemoración al genocidio armenio a manos de los turcos otomanos, el cual la Argentina es uno de los pocos países que reconoce. Paradójicamente uno de los #Libros más vendidos de la Feria fue "Las mil y una noches" el clásico cuento folklórico de origen turco. El frenesí por esta obra se dio, según declaran varios expertos en diversos medios de comunicación, se debe al éxito de la novela de televisión la cual lleva el mismo nombre.

Más allá de lo anecdótico, lo verdaderamente positivo de esta edición de la Feria del Libro fue el auge dentro que se le otorgó en las #Redes Sociales e #Internet, lo cual permitió una gran cantidad de público joven que se hizo de la muestra con sus herramientas.

Como si fueran celebridades, muchos stands invitaron a los booktubers, jóvenes que se graban recomendando libros y suben esos videos a YouTube, para que dieran charlas sobre cómo unir los libros y a la tecnología.

Anuncios

La Editorial SM y la Embajada de los Estados Unidos en sus respectivos stands organizaron encuentros conducidos por estos personajes, donde la tres cuartas partes eran jóvenes de entre 16 y 22 años.

Se vio un público renovado y podríamos decir que se acabó aquel mito de que los jóvenes no leen. Algunos de los booktubers más famosos tienen hasta 15.000 suscriptores en sus canales.

La Feria contó además con una aplicación para celulares con toda la información de la misma, la cual podía ser descargada desde la página oficial o en los centros de informes.

La entrada tuvo un valor de 50 pesos y proveía una serie de vouchers para descuentos según lo que gastara cada persona; por lo general eran descuentos del 10%. Sin embargo, hubo dos días donde fue posible entrar gratis tan sólo presentando la tarjeta SUBE, para que nadie quedara fuera de la cita.

El día sábado 9 de mayo se anunció la ciudad que será la invitada de honor en la Feria del año próximo: Santiago de Compostela (España).

Con jóvenes, internet y redes sociales, concluye uno de los eventos culturales más importantes del año.