El líder de Megadeth habló sobre el intento de reunirse con sus ex compañeros Nick Menza (baterista) y el guitarrista Marty Friedman tras las partidas de Shawn Drover y Chris Broderick que ocurrieron el año pasado y dio a conocer los motivos por los cuales éstos últimos músicos se alejaron de la agrupación.



Mustaine dijo que hubieron charlas para reunirse, pero él no quería eso, tanto como lo deseaban los fanáticos y los empleados del grupo que fueron despedidos. Comentó que los músicos que dejaron la banda fueron tratados muy mal por parte de los empleados y ni siquiera se despidieron de él. “Pasamos muchos años juntos y les deseo lo mejor,” agregó.

Anuncios
Anuncios



Respecto a los músicos con los que grabó 'Rust in Peace', explicó que la reunión “no pudo ser”. Se encontraron en una cena en enero en una exposición de NAMM y la situación fue tensa. Mustaine agregó: “Cuando tocás #Música con alguien, eso debería ser divertido”. Explicó que ésto no ocurrió y, aunque no quiere hablar mal sobre ellos, afirmó que “ya no son parte del plan”.



Al no concretarse la reunión de la formación que participó de la grabación del álbum editado en 1990, Mustaine decidió grabar un disco junto al baterista de Lamb of God, Chris Adler, y el guitarrista brasileño Kiko Loureiro, de la banda Angra. Comentó que a Loureiro lo hicieron tocar en el estudio sobre una base de bajo y batería y, de esta manera, Mustaine pudo ver que el estilo del guitarrista era perfecto para el sonido de Megadeth.

Anuncios



Anteriormente, Nick Menza había dado a conocer su versión sobre el intento de regresar a Megadeth. Comentó que se había encontrado con David Ellefson y Mustaine y pasaron juntos un fin de semana tocando. Al tercer día ya estaban trabajando en nuevas canciones. Hasta ese momento, según Menza, todo iba bien, e incluso sus compañeros le decían que publicarían un comunicado de prensa anunciando su vuelta a la banda.



Sin embargo, él no quiso dar novedades hasta que no hubiese un contrato firmado. Mustaine y Ellefson le comentaron que él no recibiría ningún pago hasta que no tocasen en vivo. Por esto, Menza se negó a sumarse nuevamente a Megadeth. Consideró que la reunión sería algo “enorme”, entonces no podía aceptar regresar a la banda sin cobrar por su trabajo.   #Arte #Recitales