Todos aquellos que alguna vez escucharon con atención la #Música de Black Sabbath sabrán que, a diferencia de las bandas de otros subgéneros del metal (black metal y doom metal, especialmente), sus letras no se corresponden completamente con la imagen tétrica del grupo. Las apariencias de los músicos muchas veces confundieron al público y a la prensa pero finalmente Geezer Butler, bajista y compositor de la banda desde 1970, decidió hacer algunas aclaraciones.

“A la gente le gusta encontrar un lado negativo en todo,” afirmó Butler. Agregó que no estaban interesados en escribir sobre las cosas "lindas" del mundo porque todo el resto de los artistas lo estaban haciendo.

Anuncios
Anuncios

Black Sabbath, en cambio, quería “inyectar un poco de realidad” en la música a través de sus letras. “Si nos hubiéramos llamado 'White Sunday' ('Domingo Blanco') habrían tenido una reacción totalmente diferente,” afirmó. Definió a la banda como un grupo gospel “a la manera de Ozzy, Tony (Iommi), Geezer y Bill (Ward)”.

El bajista explicó que todos los músicos de la banda creen en Dios. Habló especialmente sobre la canción de Sabbath 'After Forever'. Indicó que la letra fue inspirada por la situación que existía a principios de 1971 en Irlanda del Norte . En ese país existía un conflicto religioso entre católicos y protestantes que duró aproximadamente treinta años (desde 1968 hasta 1998), pero tuvo su punto de mayor violencia a principios de los '70). Butler había sido criado bajo la religión católica y en ese entonces pensaba que Dios y Jesús querían que todos nos respetemos, unos a otros.

Anuncios

Sin embargo, según el músico, católicos y protestantes, todos creían en Dios pero continuaban combatiendo entre sí.

El miembro de Black Sabbath que resultó más perjudicado por una interpretación incorrecta de sus letras fue, indudablemente, el vocalista Ozzy Osbourne. En su primer álbum como solista, 'Blizzard of Ozz', publicado en 1981, se incluyó la polémica canción 'Suicide Solution'.

En 1984, un joven canadiense se suicidó y su cuerpo fue encontrado con unos auriculares puestos, a través de los cuales sonaba el cassette de 'Blizzard of Ozz'. A raíz de esta trágica situación, Ozzy fue demandado por los padres del joven, quienes indicaban que la canción 'Suicide Solution' incitaba al suicidio. Sin embargo, la polisemia de la palabra 'solution' (solución) le dio la razón a Osbourne, ya que en el contexto de la letra esa palabra debía ser entendida como un sinónimo de mezcla, refiriéndose al alcohol como una “mezcla química que se consume por propia voluntad y lleva a la muerte”.

Suicide Solution está dedicada al antiguo vocalista de AC/DC, Bon Scott, que falleció en 1980 como consecuencia de una intoxicación etílica. Incluso la letra de la canción menciona diferentes bebidas alcohólicas y describe una situación en la que una persona atraviesa una fuerte adicción a dichas bebidas. #Arte #Iglesia Católica