La legendaria banda australiana de los hermanos Young se presentó el domingo y el martes en el estadio Vicente Calderón del Atlético Madrid. Más de 50 mil fanáticos en cada función vibraron con los temas del grupo más power del rock mundial.

Con una formación alternativa, pero no desconocida, AC/DC abrió la gira del nuevo álbum "Rock or Bust", que transportará el infierno rockero de estos míticos rockeros hacia distintos rincones del planeta.

El fundador de la banda, Malcolm Young, no estuvo presente por sus complicaciones de salud a causa de un alzheimer avanzado por lo que fue reemplazado en esta gira, por su sobrino Stevie Young.

Anuncios
Anuncios

Y en la batería Chris Slade (baterista del reconocido álbum AC/DC live), reemplazó a Cliff Williams, envuelto en serios problemas con la justicia.

"Llevamos suficiente potencia eléctrica como para iluminar una ciudad pequeña", declararon allegados de la producción faraónica de la banda, con respecto al montaje del show. El mismo, inició con el corte del nuevo disco "Rock or Bust", y recorrió algunos temas de la placa presentada, como "Play Ball", "Dogs of War" y "Rock de House".

En una liturgia de rock "infernal", varias generaciones desde abuelos hasta nietos disfrutaron del indescriptible show musical que despliegan los australianos en cada presentación. Sólo aquellos que alguna vez los vieron, pueden describir semejante sensación.

Los himnos inmortales de la banda no tardaron en llegar: "Shoot to thrill", Highway to hell" y "You shock me all night long", entre otros, fueron transformando ambas noches en un efervescente clímax del incomparable rock.

Anuncios

Tampoco faltaron los trascendentes "solos" protagonizados por Angus Young y Brian Johnson, motores y líderes de la banda, en momentos épicos como la aparición de la campana gigante en "Hells bells", además de la inconfundible gorda inflable en "Whole Lotta Rosie". Y ni hablar del estremecedor sonido de la Gibson SG de Angus en "Let there be rock".

El cierre, como siempre, con los poderosos cañones de "For those about to rock" donde los músicos saludan a su extasiado público, plagado por el rock en sus venas. Reconocidos en todo el planeta, estos veteranos del mejor rock mundial siguen rodando, llenando estadios y son de los pocos que llevan el nombre de una calle en la comunidad de Madrid.

Sorprendentes cifras del "Rock or Bust World Tour 2015":

- El equipo de producción se traslada en 30 camiones y la estructura se desplaza sobre 51 tráilers de 16 metros de longitud.

- Se utilizan 500 focos de luces móviles y trabajan en la gira alrededor de 175 personas.

- El escenario mide 75 metros de longitud, tiene 60 metros de profundidad y 30 de altura.

- En cada show se utilizan 125000 metros de cable y se despliegan 3 pantallas gigantes de video.

- Según los asistentes de la producción, AC/DC utiliza el más potente de los equipos que existen hoy en el mundo.

- Se sirven 1000 comidas diarias. #Música #Globalización #Europa