Ayer fue subido a YouTube un vídeo en el que se observa a mil músicos tocando al mismo tiempo el tema “Learn to fly”, de la banda estadounidense Foo Fighters. El propósito de semejante movimiento fue homenajear al grupo y convencerlos de que toquen en  la ciudad italiana de Cesena, donde tuvo lugar la multitudinaria interpretación rockera. Dave Grohl, vocalista del grupo reclamado por sus fans, reposteó el vídeo en la cuenta oficial de Twitter de la banda y respondió con un “Nos vemos pronto, Cesena”.

El proyecto en cuestión, denominado Rockin’1000,  fue idea de Fabio Zaffagnini, un hombre que decidió que era hora de que los Foo Fighters volvieran a tocar en la región, después de más de 15 años de su último show allí.

Anuncios
Anuncios

Es que Cesena es una pequeña ciudad al norte de Italia, con menos de 100 mil habitantes, a la que las grandes bandas de rock suelen pasar de largo en sus vertiginosas giras.

Zaffagnini compartió su idea en las redes sociales en diciembre del año pasado y a partir de entonces dedicó gran parte de su tiempo y energías a recaudar el dinero necesario para concretarla y a reunir a los mil músicos (entre ellos bateristas, guitarristas, bajistas y cantantes), objetivo que logró recién poco antes de grabar el vídeo.

Ayer, 30 de julio, finalmente se subió el resultado del ambicioso proyecto a YouTube, logrando una gran repercusión en las redes sociales y los medios de comunicación masiva. Hasta el momento, el vídeo cuenta con más de 5 millones de visitas.

Como es de esperar, el material no tardó en llegar a manos de la banda homenajeada, que lo retwitteó y respondió primero con un “Che bello, Cesena” (Que bonito, Cesena) y horas más tarde con un “Ci vediamo a presto, Cesena” (Nos vemos pronto, Cesena).

Anuncios

Foo Fighters estará en Italia en noviembre, por lo que la esperanza de que ofrezcan un recital en la ciudad puede volverse realidad dentro de muy pocos meses.

Antecedentes. En el 2014, fanáticos de Foo Fighters en Richmond, Estados Unidos, realizaron una crowdfunding o financiación colectiva con el fin de organizar un concierto de la banda en dicha ciudad. Los músicos no visitaban Richmond desde 1998 y la cruzada para llevarlos de vuelta recibió el nombre de “Ayuda a traer a Foo Fighters a RVA”.

La campaña logró reunir los 70 mil dólares necesarios por medio de 514 inversionistas. Al enterarse, la banda respondió con un “See you son” (Nos vemos pronto) muy similar a la respuesta a sus fans italianos. La buena noticia es que, por los menos en el caso norteamericano, Dave Grohl y los demás músicos cumplieron la promesa y deleitaron a sus seguidores con un recital el 17 de septiembre, fecha que fue declarada “Día de los Foo Fighters”  por el alcalde de la ciudad. #Música #Conciertos