Games of Thrones está basada en la serie de novelas de fantasía épica del autor George R. R. Martin titulada "Canción de hielo y fuego". Traducida en más de 30 idiomas, ha vendido una suma que redondea los 24 millones de ejemplares, en todo el mundo. El autor publicó cinco de los siete libros que componen la serie. Cada libro le lleva, nada más ni nada menos, que cinco años de escritura. Su trama narrativa basada en la época medieval, se trata en las luchas dinásticas entre muchas familias nobles por el control del Trono de Hierro del continente de Poniente, de manera violenta y despiadada.

La serie de novelas de George R. R. Martin fue adaptada para ser presentada en HBO como serie televisiva por David Benioff y D.B Weiss. Según cuenta una nota para "Perú 21", se filmaron alrededor de 48 segundos por cada página del libro. David J Peterson, un norteamericano escritor y creador de la lengua, fue el encargado de inventar por completo el idioma "Dothraki" y conformarlo con más de 800 palabras.

La serie televisiva fue estrenada el 8 de abril del 2011 y desde allí en adelante, tuvo una gran aceptación por parte del público en el mundo y generando un sin fin de nuevos fanáticos. Se convirtió en una "adicción" para sus espectadores. Y no es para menos, su realización transcurre en un gran número de locaciones. Entre ellas Malta, Irlanda del Norte, Escocia, Marruecos, Estados Unidos e Islandia. Además cuenta con un grupo coral extenso y rico de actores que puede a llegar a ser el más grande hasta el momento, en la #Televisión. Posee un guion dinámico, dotado de intriga, violencia y sexo.

Reúne al género fantástico, al de terror, al mundo de los videojuegos, dramas familiares y a la política. Desplegando una trama narrativa muy interesante y dotándola de variaciones temáticas. Es seguro que como espectador, si no te atrapa una cosa, lo hará otra y así es muy fácil convertirse en un fanático de tan lograda serie.

Absolutamente todo lo que requiere la serie televisiva hubo que hacerlo especialmente, ya que se trata de una época alejada en la historia, el vestuario fue inspirado en los japoneses y persas y el uso de pelucas para la gran mayoría de los personajes es una constante. Claro está que el presupuesto invertido para su producción es millonario, sólo en la segunda temporada el presupuesto rondó los 70 millones de dólares y fue incrementando en las siguientes.

Combina los aspectos más primitivos de los seres humanos, desde violaciones, torturas, golpes, matrimonios forzados, violencia contra niños y mujeres y el uso de niños para la milicia, entre otros. Y si bien en algún momento estos fueron motivos de crítica y controversia, se entiende que esa era lo que efectivamente ocurría en ese entonces, y por otra parte lamentablemente, muchas veces la realidad sigue superando a la ficción y aún hoy en el 2015 siguen ocurriendo guerras, violaciones, niños utilizados para la milicia, etc. Y esto no es algo de lo que se pueda culpar a una serie de televisión, por más que sea más simple hacerlo.

Games of Thrones, además de haber recibido numerosos premios y nominaciones. Tiene en su haber un Globo de Oro y 15 premios Emmy. Uno le pertenece Peter Dinklage como mejor actor de reparto, por su interpretación de Tyrion en la primera temporada. #Arte #Hollywood