Por iniciativa de mi nieta e invitación de mi hija y esposa, tuve la dicha de ir al #Cine a ver "Intensamente", una película para niños apta para adultos.

Al entrar a la sala de cine no tenía ninguna referencia de la nueva película de Disney-Pixar, por lo que me preparé para disfrutar de un par de horas de diversión infantil. Quizás lo mejor de la tarde sería el deleite de las palomitas y el refresco, que curiosamente en los cines saben deliciosamente diferente.

Al comenzar la película, empezaron a saltar una serie de personajes bastante curiosos y con comportamientos muy definidos. Eran cinco emociones que tenemos todos los humanos: Alegría, Tristeza, Desagrado, Furia y Temor.

Anuncios
Anuncios

Todos habitantes de la mente de Riley, la niña sobre la que gira la historia.

Pero más que simples habitantes, estas emociones eran las que controlaban la reacción de la niña ante las situaciones que se le presentaban.

Fue increíble ver cómo la película nos permite comprender a su manera, cómo los humanos nos comportamos y reaccionamos ante las diferentes circunstancias de la vida. Nos lleva a pensar cuál es la emoción dominante en la mente de las personas que nos rodean y de nosotros mismos, y nos hace meditar sobre el hecho de que en todo momento hay muchas emociones dentro de nuestra mente luchando por tomar el control, pero en el momento decisivo sólo habrá una que apretará el botón que nos hará actuar.

Aunque en el filme sólo hay cinco personajes, durante la producción analizaron usar más de 20 emociones diferentes, ya que en nuestra mente realmente tenemos muchas más y algunas más complejas.

Anuncios

Y si nos descuidamos y las dejamos actuar, estas en un momento dado tomarán el control, y nos podrán llevar a tomar decisiones, que podrían ser precipitadas o premeditadas, pero de las cuales luego tendremos que asumir las consecuencias, sean estas positivas o negativas.

"Intensamente", es una película mucho más profunda que lo que su cuidadosa fotografía y pulcra producción nos muestran. Es la oportunidad de ponernos a pensar en lo importante que es controlar nuestras emociones, o como lo plantearía la película, elegir la emoción que nos comanda en cada momento.

Es una película para el público infantil, pero de gran provecho para los adultos, muchos de los cuales de otra forma jamás la veríamos, pues esta temática parece aburrida o exclusiva para los psicólogos.

Así que si tienen la oportunidad de ver "Intensamente", los invito a hacerlo con mente intensa, abierta y atenta. Les aseguro que al salir del cine, verán en la cabeza de cada persona con la que se relacionen, cuál es el personaje que en ese momento las está dominando. #Niños #Estrenos de cine