En 1996 la banda se separó. Fue Slash el que decidió dejar de formar parte de ella y esto no llamó demasiado la atención porque se sabía que él y Axl tenían personalidades diferentes y fuertes. No se habían conocido más detalles, hasta que el ex manager de la banda Doug Goldstein confesó que el verdadero motivo de la pelea, fue por Michael Jackson. 

Goldstein declaró a Rolling Stone Brasil: “en 1991 estábamos de gira y Slash llegó a mi oficina para decir ‘me voy mañana para tocar con Michael Jackson en un concierto tributo’. Le dije que no lo hiciera, porque Axl fue abusado por su padre a los 2 años y él creía en las acusaciones contra Michael Jackson. Todos sabían que Eddie Van Halen recibió 1 millón por tocar en ‘Beat it’, así que le pregunté a Slash, "¿Cuánto vas a recibir?", y me dijo "sólo un televisor de pantalla grande”. 

Además agregó que cuando Axl se enteró de que Slash iba a tocar con Michael Jackson y que encima lo haría sólo por un televisor, quedó devastado. Ya que él pensaba que lo apoyaba en todo lo que le ocurrió referente a los abusos de su niñez. Es que para Axl, ese era todo el problema. Podía aceptar pasar por alto drogas y alcohol, pero nunca un abuso infantil, eso no tenía retorno. 

Lo peor de todo es que esto no terminó allí, Slash siguió tocando para Michael Jackson, entre ello siendo el guitarrista de la famosa canción "Black or white”. Esto hizo que la relación con Axl se quiebre definitivamente y que en julio de 1996, se haga público que Slash se iba del grupo.  

Pasaron nada menos que 19 años de este suceso y el portal "ABC de España" dio a conocer dichos de Slash, a quien se le preguntó acerca de la posibilidad de volverse a reunir con sus compañeros de Guns N´Roses, y respondió: "Tengo que ser cuidadoso con lo que digo. Es decir, si todos quieren hacerlo por razones correctas, creo que a los fanáticos les encantaría. También creo que podría ser divertido hacerlo, en cierto punto. Nunca digas nunca". A la vez, también dijo, que pasaron muchos años desde la separación y que la asperezas ya se fueron limando.  #Música #EEUU #Estados Unidos

A esto se le sumó, que Doug Goldstein cree que si Slash se disculpara, podrían reconciliarse y además él se prestaría como manager, nuevamente de Guns N´Roses. Ahora sólo es cuestión de tiempo, claro está que los fans de la banda ya han esperado demasiado, pero son los protagonistas quienes verdaderamente tienen la posibilidad de reunirse a su alcance y dependerá de ellos que se concrete. Desde ya, que para ello ocurra primero debería llegar el mencionado pedido de disculpas, y por supuesto ser aceptado por el ex líder de la banda.