El Clan, el nuevo film de Pablo Trapero, basado en la historia real de la familia Puccio, se hizo esperar pero finalmente arribó a la pantalla grande de los cines argentinos.

Madre, padre e hijos integran una supuesta familia normal, que vivía en una casa de San Isidro en la que tenían un local de artículos deportivos náuticos a principios de la década de los 80.

El personaje principal, protagonizado por Guillermo Francella, quien encarna a Arquímedes, es el padre del clan Puccio, una familia acusada de secuestrar, extorsionar y asesinar a personas.

El sótano de la vivienda de los Puccio fue el escenario perfecto para esconder a sus víctimas durante varios años, un lugar perfecto para ocultar el horror.

Anuncios
Anuncios

Arquímedes tenía una particularidad y era que barría por la madrugada para tapar los gritos de auxilio.

El protagónico de Francella genera muchas expectativas pero no es el único sobre el que recaen las buenas críticas porque el mayor de sus hijos, Alejandro Puccio, jugador reconocido del Club Atlético San Isidro, protagonizado por Peter Lanzani, también tiene lo suyo.

¿Quiénes eran los Puccio?

Una familia aparentemente normal que vivía en San Isidro, escondió detrás de un local de elementos deportivos, su verdadero negocio: los secuestros extorsivos.

Uno de los casos fue el de un conocido del hijo mayor de los Puccio, Ricardo Manoukian, quien tenía 23 años, desapareció el 22 de julio de 1982 y su familia recibió un pedido de rescate por 250 mil dólares, cifra que pagaron pero a pesar de ello, su hijo apareció sin vida.

Anuncios

Fue asesinado de tres disparos en la cabeza el 30 de ese mes.

Lo que detonó la detención de la familia el 23 de agosto de 1985 fue el secuestro de Nélida Bollini de Prado, otra empresaria, quien estuvo secuestrada en el sótano de la casa por un mes.

Arquímedes y Alejandro, quienes fallecieron en 2013 y 2008 respectivamente, fueron condenados a prisión perpetua y pasaron hasta los últimos días de su vida en la cárcel.

Nunca reconocieron ser autores de los asesinatos y a pesar de ello la Policía creyó que también formaron parte del “negocio” otro de los hijos y dos de sus amigos aunque nunca pudieron probarlo.

El Clan y un negocio misterioso: Mirá el trailer

Pablo Trapero, un fanático de lo realista

El director nacido en San Justo, de 43 años, es uno de los más reconocidos del #Cine argentino en la actualidad por sus films de alto impacto realista.

Se caracteriza por narrar historias, que el mismo produce y dirige, de corte social que evidencian las injusticias de una sociedad desigual.

Su primera película, Mundo grúa, surgió en 1998 y logró buen número de taquillas con otras como “El Bonaerense”, “Leonera”, “Carancho”, protagonizada por su esposa, Martina Gusmán y Ricardo Darín, y “Elefante Blanco” en la que también participan estos actores.

Anuncios

Sobre "El Clan", Pablo Trapero, aseguró que la historia le despertó interés cuando tenía 14 años aunque “no era un fanático de las noticias policiales”.

Mucha gente decía que estos tipos eran inocentes o víctimas de una operación de inteligencia. Llevó mucho tiempo unir todos los secuestros. La historia de Arquímedes previa es muy importante: fue miembro de la Triple A y diplomático de Perón”, afirmó en una entrevista concedida a la revista Rolling Stone de #Argentina.

  #Estrenos de cine