El jueves 17 de diciembre se pusieron en venta las entradas para los #Conciertos que Adele brindará entre julio y noviembre de 2016 en #Estados Unidos. Mientras que la cantidad de localidades disponibles correspondiente a la totalidad de los shows era de 750.000 entradas, alrededor de diez millones de fanáticos tuvieron la intención de adquirir los tickets para asistir a los conciertos.

 

El interés de la gente en poder concurrir a los shows era previsible, dado que las ventas del álbum más reciente de la cantante británica, titulado ‘25’,  superaron las tres millones de copias en solamente una semana en Estados Unidos.

Anuncios
Anuncios

Asimismo, Adele no se presenta en ese país desde 2011. Según indicó la empresa Ticketmaster, para los conciertos que la cantante brindará en el Madison Square Garden de Nueva York, había disponibles 120.000 entradas, mientras que los posibles compradores eran cuatro millones.

 

Jared Smith, presidente de la empresa encargada de la venta de entradas, emitió un comunicado a los empleados para agradecer por el trabajo que hicieron, a pesar de las fallas en el sistema y las dificultades que se presentaron por la demanda extraordinaria que hubo. Expresó que la cantidad de diez millones de fanáticos que se apresuraron por ingresar al sitio de Ticketmaster representa un record absoluto.

 

Recientemente, Adele fue entrevistada por el New York Times y justificó su ausencia de los escenarios. Explicó que presentarse cada noche para tanta gente es algo que la hace sentir muy sola.

Anuncios

Comprende que esto suena extraño, dado que brinda conciertos ante 20.000 personas pero, al finalizar, ella se va y no comparte otra actividad con esa gente. Si bien sabe que estará acompañada por sus amigos y su familia, sostiene que la soledad la asusta más que la exigencia de hacer una gira mundial.

 

En el país natal de la cantante, el álbum ‘25’ se convirtió en el álbum más vendido en el día de lanzamiento en el siglo XXI, dado que sus ventas superaron las 300.000 copias. En una semana, esa cantidad ascendió a 800.300 unidades. De esta manera, el último disco de Adele rompió el récord de ventas que tenía ‘Be Here Now’ de Oasis, publicado en 1997, con 696.000 copias vendidas en su semana de publicación. #Música