El grupo de rock estadounidense Metallica anunció que el próximo 16 de abril pondrá a la venta un nuevo álbum titulado "Liberté, Egalité, Fraternité, Metallica!” cuyo contenido fue grabado en vivo en el año 2003 en la mítica sala parisina Bataclan.

Todo lo recaudado por las ventas del nuevo disco será donado a las familias de las víctimas de los atentados ocurridos en la capital francesa en noviembre de 2015.

El recital que será incluido en el álbum se llevó a cabo el día 11 de junio de 2003, cuando Metallica tocó en el Bataclan para promocionar su octavo disco, "St. Anger". “Liberté, Egalité, Fraternité, Metallica!” incluye las canciones “The Four Horsemen”, “Leper Messiah”, “No Remorse”,“Fade to Black”, “Frantic”, “Ride the Lightning”, “Blackened”,“Seek and Destroy” y “Damage Inc”.

Anuncios
Anuncios

El baterista Lars Ulrich y el guitarrista y cantante James Hetfield formaron Metallica en la ciudad estadounidense de Los Angeles en el año 1981, y a lo largo de su extensa carrera la banda publicó nueve discos de estudio: "Kill 'Em All" (1983), "Ride the Lightning" (1984), "Master of Puppets" (1986), "And Justice for All" (1988), "Metallica (Black Album)" (1991), "Load" (1996), "ReLoad" (1997), "St. Anger" (2003), y "Death Magnetic" (2008).

En la actualidad, el grupo (que ya superó las 120 millones de copias vendidas en todo el mundo, ganó nueve premios Grammy, y dos galardones de la Academia de #Música Americana) está integrado por James Hetfield (voz y guitarra), Kirk Hammett (guitarra), Robert Trujillo (bajo), y Lars Ulrich (batería).

Los atentados en París sucedieron el 13 de noviembre de 2015 y dejaron un saldo de 137 víctimas fatales y 415 heridos.

Anuncios

La organización yihadista Estado Islámico se atribuyó la serie de atentados, entre ellos un tiroteo en el restaurante Petit Cambodge, otro en el teatro Bataclan, y una explosión cerca del Estadio de #Francia.

En el Bataclan, al menos cuatro hombres armados irrumpieron en la sala durante el concierto del grupo de hard rock estadounidense Eagles of Death Metal cuando 1500 personas presenciaban el recital. Además de disparar de forma indiscriminada al público, tomaron 100 rehenes y asesinaron 80 personas. Tres terroristas se suicidaron con explosivos.