En la entrega anterior de la historia del anime, habíamos llegado hasta la introducción del sonido en la #Animación japonesa. A lo largo de la década del 30's, el sonido sincronizado fue desplazando a los benshi. Muchas películas fueron reeditadas con nuevas bandas sonoras pregrabadas. 

Kenzo Masaoka realizó el primer anime con voz y sonido totalmente sincronizado: El mundo del poder y las mujeres (Chikara to onna no yo no naka); aunque no quedan registros de esta película más que algunas imágenes sueltas. Los avances en las técnicas de animación abrían paso a una nueva era para los anime.

El cambio no sólo se fue dando en las técnicas, sino también en el contenido.

Anuncios
Anuncios

Las películas se fueron volviendo cada vez más conservadoras, reafirmando la identidad cultural y los valores japoneses frente al influjo de la cultura occidental durante la era Taisho

La propaganda militar y la glorificación de los antiguos héroes fue cobrando popularidad dentro del argumento de las narrativas principales. Ejemplos de este tipo de anime son Masaoka's Benkei vs. Ushiwaka (Benkei tai Ushiwaka), de 1939, basada en un episodio de la infancia de la vida del general Minamoto Yoshitsune de la era Heian; y El cabo Norakuro (Norakuro Gochou), de 1934, en la que el protagonista Norakuro se queda dormido después de comer y sueña con una defensa exitosa ante el ataque de unos monos enemigos. 

Tal vez el más claro ejemplo de anime propagandístico sea Taro en el extranjero (Kaikoku Taro Shin Nihon-jima Banzai), realizada por Hiromasa Susuki en 1938.

Anuncios

En la película, el famoso héroe japonés se alista en la marina dejando atrás la casa de sus ancianos padres. La tripulación de su barco es bastante curiosa: un mono, un conejo y un perro. Taro y compañía llegan a una isla, en la que rescatan a los nativos del ataque de un león salvaje. Como gesto de "gratitud", los nativos se someten voluntariamente al imperio japonés. La isla entonces pasa a llamarse Isla del Nuevo Japón (Shin Nihon Jima).

Momotaro, el mítico héroe japonés nacido de un durazno, es una figura recurrente dentro de los primeros anime y protagonista del que será el primer largometraje animado. Pero eso ya forma parte de la próxima entrega.