Somos el vivo testimonio de todo lo que ocurrió, aquellos que tenemos más 50 años. Pasó de todo en aquella época, tuvo tantos ingredientes como que se vivió todo tan intensamente que la gente estaba llena de miedo, de un caos político, de muertes innecesarias, sin contar con el plano económico que vivimos de cambios tras cambios, fuimos participes de una guerra inútil, de una dictadura en la que se robaban niños recién nacidos, mataban jóvenes, nada bueno se podía divisar. Se vivió una presión psicológica muy fuerte.

Por el año 82 comenzamos a vivir una dictadura militar, tras la caída de un gobierno democrático, fuimos testigos de vivencias de una guerra inútil para recuperar las Islas Malvinas, y fue lo peor que pudo haber hecho un gobierno militar, para desviar lo que en aquella época, la crisis de hambre que se estaba viviendo.

Anuncios
Anuncios

Enviaron sin instrucción a jóvenes de 18 años a una muerte segura, porque no estaban entrenados para una guerra contra Gran Bretaña. Fuimos víctima de la inocencia de un pueblo por hacernos creer que estábamos ganando y que recuperábamos las Islas Malvinas que fueron ocupados por años por Gran Bretaña, y es que éramos victoriosos, cuando en realidad, estábamos perdiendo, no solo pérdidas de unas islas, sino de pérdidas humanas.

Hasta se hizo un maratón televisivo, con los presentadores de ese entonces Cacho Fontana y Pinki, donde solicitaban donativos de cualquier tipo, solicitaban que tejieran gorros, bufandas, guante y pulóveres para nuestros soldados que estaban luchando en el frente, pero todo lo recaudado fue una vil patraña del gobierno, pues todo el dinero, se lo quedaron ellos.

Anuncios

Pues no solo había dinero, sino que la gente donaba en ese entonces, todo el oro que tenían, los alimentos y los gorros, guantes, bufandas y pulóveres nunca llegaron a destino, parecía la época de San Martín, en que las mujeres sanmartinianas hacían de todo para darles a nuestros soldados que estaban en el frente de batalla. Toda la generación del 62 y 63, desapareció, miles de jóvenes muertos, solo unos pocos quedan vivos hoy en día.

Juan, un ex combatiente, nos comentó que su vida cambió con esa guerra y que su juventud, ya no era como lo que fue, porque debió madurar de repente y mi pensamiento y actuar parecía más viejo que mi propio padre en edad.

Comenzamos el año 83 y volvimos a la democracia de mano del Doctor Raúl Alfonsín, luego le siguió el Doctor Carlos Saúl Menem, que entremedio de su primer mandato, sufrió la pérdida de su hijo Carlitos Menem Jr, un joven al que asesinaron mediante un atentado, al meter mano en el helicóptero en el que viajaban junto a Silvio Oltra. Gran dolor y pesar hubo en #Argentina.

Hablamos con Zulema Yoma, madre de Carlitos Menem de este tema y nos comenta que: "si bien estuvimos contentos que mi ex esposo fuese el presidente de los argentinos, aun lloro la pérdida de mi hijo" #Buenos Aires