Gran Hermano es un concurso de televisivo del género 'Reality Show' en el que durante algunos meses, un grupo de personas convive en una casa aislados totalmente con el exterior y donde hay cámaras las 24 horas grabando todo lo que hacen con transmisiones en tiempo real. El objetivo del juego es llegar a la final para conseguir un premio. Los participantes deben afrontar eliminaciones semanales donde el público pone en juego su continuidad o no en el certamen. El formato fue creado por el empresario holandés Jhonn de Mol, quien lo desarrollo con su productora, Endemol, y ha sido emitido en más de 70 países, entre ellos Argentina, Holanda, España e Italia.

El miércoles 29 de abril se llevó a cabo la presentación oficial de la nueva edición de 'Gran Hermano' por la pantalla de América, canal de aire. La presentación tuvo un pico de 'rating' de 14,2, el más alto de la noche, sin embargo el desarrollo del programa no está superando demasiado las expectativas. 

'#Gran Hermano 2015' presenta algunas novedades con respecto a sus ediciones anteriores. Actualmente, se pueden ver a 15 participantes que cuentan con una cuenta de Twitter asignada. Los espectadores tienen la posibilidad de tener acceso a las noticias del programa no solo por #Televisión sino también mediante aplicaciones para celulares. Ahora bien, a pesar de haber pasado 14 años desde la primera edición de 'Gran Hermano', nada ha cambiado, ni el contenido, ni la dinámica y mucho menos la “publicidad basura” constante del programa.

Ante el cambio de señal televisiva de Telefé a América trajo consigo una especie de "cadena nacional" constante en la programación del canal. Así las cosas podemos estar viendo cualquier programa de América donde se habla, se debate y se respira 'Gran Hermano 2015'. Programas incluso que no tienen nada que ver con el mundo de los 'realitys' o hasta noticieros contando las novedades del programa. Este método comenzó cuando en la presentación del programa parecieron todas las figuras del canal defendiendo el producto, en un claro gesto de corporativismo patronal.

Lo que está en debate ahora es si la audiencia y el público de América quieren estar atados al bombardeo constante del contenido de este programa. Y sobre todo debemos preguntarnos ¿Por qué los 'realitys' de estas características tienen tanta audiencia?