Día pesado, el calor y la humedad se hacían presentes en una tarde otoñal. Una gran masa hacía retumbar sus voces y reclamos en las calles de la plaza céntrica Juan de Vera de la ciudad de Corrientes. Una muchedumbre que pedía a gritos que se cumplan los derechos, y que la ley contra la #Violencia de género se ponga en vigencia.

Allí gran cantidad de ciudadanos, mujeres, funcionarios públicos, hombres, familias completas, organizaciones, universidades, partidos políticos e institutos fueron partícipe de este gran movimiento que tenía como lema principal #NiUnaMenos.

Grandes pasquines, portados por los manifestantes, se apoderaban de los espacios, carteles con títulos en letras rojas, como: "NI UNA MENOS", otros haciendo referencia a las inquietudes que manifestaban los portadores con respecto al gobierno provincial de turno.

Anuncios
Anuncios

También se destacaron imágenes de mujeres violadas, asesinadas, de asesinos prófugos, carteles de múltiples colores en los que los vecinos escribían sus pensamientos con respecto a la violencia de género.

Muchos eran los nombres de las víctimas que fueron renombrados en el momento que se dio inicio a la radio abierta, que tenía lugar en la misma plaza, en donde se dieron a conocer los diferentes testimonios que brindaron periodistas, funcionarias, representes de institutos, familiares de las víctimas y algunas de las mismas allí presentes. Palabras cargadas de ira, represión y aborrecimiento, fueron dichas por estas personas que tomaron el micrófono, sin importar lo que el resto pensaba o digera, lo dijeron sueltamente y sin pudor "ratas", "hijos de puta", "¿quiénes se creen que son?.

Un grupo de jóvenes portaban la imagen de una mujer, la cual lleva una descripción que decía: "Sandra Silguero, asesinada por 55 puñaladas".

Anuncios

Los muchachos, amigos del hijo de Sandra, Bruno Borlicher, se mostraron fuertes ante esta marcha, dando a conocer el escalofriante hecho que sucedió el 16 de marzo del 2015, cuyo autor del crimen, Daniel Borlicher, ex esposo de la víctima, se encuentra prófugo hace tres meses. Mientras Dinno Bonacorsi y Rodrigo Ribar sostenían los carteles con la foto de Sandra, sus compañeros repartían volantes con la imagen del asesino dando el nombre del mismo. 

En la plaza Juan de Vera las personas, no sólo exteriorizaban los casos de violencia de género, sino también que los acosos callejeros que se viven cotidianamente en cualquier lugar del país, causando en la víctima miedo a caminar por las calles.

Noelia Franco, quien asistió desde temprano a la marcha, se manifestó diciendo "estoy acá no solamente por el femicidio, también contra el acoso callejero. Me parece que es una manera de mostrar a la mujer cansada de la sociedad machista", portando un letrero que decía "quiero caminar sin que me jodan".

Cuando el reloj apuntaba las 18, empezó a resonar el Himno Nacional Argentino, la muchedumbre guardó silencio, y las voces entonando las estrofas del himno se hicieron escuchar, se hizo escuchar un pueblo que dice BASTA, un pueblo que está cansado del maltrato, un pueblo que ruega seguridad, seguridad para las mujeres, para los hombres, para los niños, el pueblo se mostró unido.

Anuncios

Tan solo 1500 personas se reunieron en Corrientes Capital, pero millones en el resto del país, unidos por hechos que trascienden lo normal, hechos que son conmovedores y que se deberían de acabar. Digamos, Ni Una Menos #Argentina #Movimientos sociales