Siempre en nuestra ciudad hay cosas que nos molestan, algunas más graves y otras menos pero siempre tienen en común esa sensación de malestar que nos producen casi a diario. En este caso voy a hablar de las motos en el microcentro de la Ciudad de Buenos Aires y el peligro constante de accidentes con los peatones. ¿Deberían prohibirles el paso, llevarlas con la grua o simplemente permitir este caos a diario?



Desde hace varios meses salgo a caminar por el microcentro a la hora del almuerzo para relajarme y por ser saludable pero cada vez que bajo de la oficina es inevitable pensar en que me cruzaré con motoqueros que manejan como si las calles les pertenecen.

Anuncios
Anuncios

Van a la velocidad que desean, esquivan personas como si fuera un videojuego y estacionan donde mejor les parece sin respetar las leyes de tránsito ni a las personas.



Con los arreglos que se hicieron en las calles del microcentro y al convertirlas en semi-peatonales también se estableció una velocidad máxima de 10 Km/h y la prioridad de peatones y ciclistas para facilitar el tránsito peatonal pero parece que los cadetes motorizados piensan que estos arreglos y la prohibición de autos es para que ellos puedan transitar más rápidamente y sin obtáculos por estas calles llegando a velocidades peligrosas para los transeúntes si fueran atropellados.

También hay reglas sobre los lugares de estacionamiento permitos para las motos pero ellos las dejan donde ven un lugar lo más cerca posible de su destino llegando a bloquear el paso en las esquinas por la gran cantidad de motos estacionadas una al lado de la otra casi sin espacio entre ellas.

Anuncios

La otra causa de mi enojo es que muchas de las motos llevan las patentes puestas de costado o invertidas, también las tapan con cintas y algunos llegan a directamente no tener patente, todas son faltas graves de tránsito porque impiden que se pueda identificar la moto en caso de ser necesario.



Lo que yo quisiera que cambiase es que obliguen a los motoqueros a respetar las reglas para transitar por el microcentro porteño y si no se ajustan a ellas entonces directamente prohíban su circulación, que dejen las motos fuera y caminen hasta el destino. También podrían acarrearlas cuando están mal estacionadas y especialmente si no tienen patente.

Si yo pongo la patente del auto al revés o no la llevo no duro ni diez cuadras sin que me paren pero estos señores se pasean todo el día cruzando la ciudad de una punta a la otra y nadie les dice nada, eso si es molesto y desearía que cambie para mejor. #Gobierno #Buenos Aires